Santa Cruz de Yanguas

Tras las huellas de los dinosaurios

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al norte de la provincia se encuentra este pequeño pueblo enclavado dentro de la Reserva Regional de Urbión, importante extensión para la caza de ciervos, corzos, jabalíes y becadas.

Entre sus monumentos religiosos destacan la iglesia de la Santísima Trinidad, de estilo gótico (siglo XVI), y la ermita de la Virgen del Pilar, junto al cementerio. Claro que quien recala aquí lo hace sobre todo siguiendo la Ruta de las icnitas: huellas fosilizadas de dinosaurios. Cuenta con dos yacimientos cercanos: el más próximo al casco urbano no tiene pérdida, ya que una réplica de un estegosaurio de gran tamaño le dará la bienvenida. Allí podrá admirar huellas de iguanodón (especie que vivió hace 150 millones de años). El segundo yacimiento, fácilmente accesible, se localiza en el parque de Valdarcel, junto al río Baos, muy cerca del puente romano. Frondosos fresnos, chopos y nogales le acompañarán en su recorrido.

Reserve tiempo para pasear por el impresionante Hayedo de Diustes, a ocho kilómetros, una sinfonía de colores naranjas y ocres en otoño.

Localización