{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villaminaya

El puente romano del río Guadalacete

Compartir

Los romanos estuvieron en Villaminaya y testigo de su paso hay varios, como el puente sobre el río Guadalacete, la presa de Fuente Recén y algunas estelas funerarias encontradas en los alrededores del pueblo.

En el casco urbano se transita por calles anchas y tranquilas, agradables para el paseo, con dos puntos de interés fundamentales. El primero de ellos es la iglesia de Santo Domingo de Silos, restaurada recientemente, que conserva de la construcción original (siglo XVI) los brazos, el cabecero plano y parte de la nave. Y bajando la Cuesta de la Iglesia se llega a la plaza del pueblo, donde el viajero encontrará una fuente construida en pizarra y el ayuntamiento, el segundo de los edificios destacables de Villaminaya. Se trata de una construcción relativamente moderna, hecha en ladrillo visto, en la que sobresalen las columnas de madera de ambos pisos y una larga balconada del mismo material.

A unos dos kilómetros del casco urbano, sobre las aguas del arroyo Guadalacete, encontramos un puente romano de 70 metros de longitud formado por dos muros paralelos de mampostería y relleno de hormigón, con tramos de sillería.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos