Santuario de la Virgen de la Barca

Muxía (Coruña, A)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Una ola gigantesca se abalanza sobre esta especie de nave de piedra que es el santuario de la Virgen de la Barca. La furia del océano llega taimada por la cercanía de la costa en los días más tranquilos como obedeciendo las súplicas de la patrona de la villa marinera de Muxía para que proteja a los marineros. Pero en los días de marejada el agua se da de bruces con “A Ferida”, espectacular escultura que recuerda el desastre medioambiental del Prestige, erguida ante el templo a modo de escudo protector. De bruces le dio también el fuego que incendió el monumento en 2013. Y, aunque se llevó por delante el precioso retablo Mayor del siglo XVII no pudo con la talla gótica original de la Virxe da Barca, porque lo que se quemó fue su réplica. Ya repuesta de sus graves heridas, sigue recibiendo a los muchos peregrinos que rematan su ruta jacobea en este último tramo. La iglesia puede haber estado ahí desde los siglos XI o XII, pero la construcción actual es barroca. Eso sí, sus torres se levantaron en el siglo XIX. Los estilos no importan cuando se está en A Barca. Todo parece mágico aquí. Especialmente las imponentes piedras que salpican el paraje y que, según la leyenda, formaban parte de la embarcación en que llegó la Virgen a estos lares.

Localización

Nosa Señora da Barca, Rúa Virxe da Barca, s/n, 15124 Muxía, C