Se trata de una de las playas más espectaculares de las Islas Canarias y está ubicada dentro del Monumento Natural de Los Ajaches. Es una gran cala de enorme belleza y abrigada por los paredones del cantil que la rodean por ambos lados. Hay que ir bien preparado para pasar el día, porque si bien el acceso es fácil, al estar apartada de los núcleos de población, disponen de pocos servicios. Su arena dorada y su agua cristalina nos hará sentir prácticamente en el paraíso. 

 

Localización