Consejos para subir fotos de tu mascota a Instagram

Cómo convertir a tu perro en un 'Influencer'

Con un buen móvil, podrás hacerle a tu mascota bonitos retratos. Foto: @pacoyamigos.
Con un buen móvil, podrás hacerle a tu mascota bonitos retratos. Foto: @pacoyamigos.

Si convives con una mascota, lo más seguro es que le hayas hecho alguna que otra foto para subirla a tus redes sociales favoritas. Cuando ese número de instantáneas sobrepasa el centenar, eso ya roza la obsesión. Llegado a este punto, es cuestión de sopesar si ese compañero peludo puede convertirse en una estrella de Instagram… Quién sabe… ¡Puede que cambies de profesión!

Voy a empezar con un ejemplo. En 2018, el escocés Dean Nicholson necesitaba cambiar de vida. Y lo hizo radical. Dejó su trabajo, su casa, sus amigos… y decidió dar la vuelta al mundo en bicicleta. Aquel viaje iniciático tuvo un punto de inflexión cuando cruzaba la frontera entre Bosnia y Montenegro, Dean escuchó unos maullidos y allí, en plena montaña se encontró una gatita de apenas unos días. Su conciencia no le permitía dejarla a su suerte, así que decidió llevarla consigo. Nala (que así la bautizó) se convirtió en una inseparable compañera de aventuras.

Dean y Nala, viajeros inseparables. Foto: 1bike1world.
Dean y Nala, viajeros inseparables. Foto: 1bike1world.

Dean empezó a subir fotos en Instagram y un vídeo en YouTube que alcanzó los 130 millones de visitas. Y ahí no quedó la cosa, también creó la web 1bike1world, publicó un libro titulado El mundo de Nala, un cómic y una línea de artículos que van desde camisetas hasta arneses para gato. El destino juntó a estos dos extraños viajeros porque a día de hoy, Nala y Dean siguen viajando juntos por el mundo. Gracias a Internet, una historia que podría haberse quedado en la intimidad se ha hecho viral.

Mientras que Dean ha conseguido monetizar sus aventuras con Nala, Carlos Gamir Ruiz está convirtiendo a su perro Paco en su musa. Gracias a sus sesiones, el madrileño ha dado rienda suelta a su afición: la fotografía. "Empezar a hacerle fotos y subirlas a Insta fue algo natural. Me gusta hacer fotos y Paco es mi mejor modelo". El perfil del perrillo se llama @pacoyamigos, donde Carlos sube no solo retratos del can sino también escenas con sus hermanos felinos (Lolo y Ona) y sus amigos, tanto caninos como humanos. Lo que se dice, un perfil más familiar. "Instagram se ha convertido en un álbum donde almaceno todo aquello que tiene interés para mí y para aquel que quiera seguirnos", asegura.

Carlos Gamir junto a su musa: Paco. Foto: @pacoyamigos.
Carlos Gamir junto a su musa: Paco. Foto: @pacoyamigos.

Paco llegó a la vida de Carlos en un momento de bajón "y fue una bendición –comenta–. Lo vi en una asociación que se llama Supervivientes Perrunos y, nada más ver su foto en Facebook, me enamoré de él. Les llamé y en una semana, Paco ya estaba en casa". El recién adoptado tuvo que vérselas con Ona, una gata de carácter "con la que mantiene una relación distante pero cordial". Y con Lolo, otro minino que Carlos se encontró abandonado en mitad de la carretera el pasado mes de julio. "Paco se convirtió en su hermano mayor y son superamigos. Me gusta mucho grabarles porque montan unas escenas muy divertidas".

Paco es ahora su compañero de avatares. "Es el motor de mi vida. Va conmigo a todas partes, incluso al trabajo". Ambos se mueven en moto, una fotogénica Harley Davidson que se ha convertido en protagonista tanto como ellos. "Creo que nos diferenciamos de otros perfiles de Instagram en que Paco es un perro motero. La situación actual no permite desplazarse muy lejos por lo que nuestros trayectos en moto actualmente se limitan a Madrid y sus alrededores. Nos gusta mucho ir al Pardo por ejemplo, que está muy cerquita y él se siente muy feliz allí".

La Harley Davidson se ha convertido en protagonista tanto como ellos. Foto: @pacoyamigos.
La Harley Davidson se ha convertido en protagonista tanto como ellos. Foto: @pacoyamigos.

Para llevarlo en la moto Carlos le ha comprado un transportín-mochila con un ojo de buey por el que Paco va contemplando el paisaje. Un pasajero que llama mucho la atención. "Mucha gente se acerca para hacerle fotos –prosigue Carlos–. Yo me siento como un celebrity pero el único famoso es él. Primero miran al perro, después la moto y al final a mí". Lo mismo pasa con los likes. "Cuando Paco sale en solitario, consigue muchos más que si aparece con alguno de los gatos, con otros perros o conmigo".

Pero ¿qué hay que hacer para conseguir más corazones en el contador de nuestra mascota influencer? Por lo pronto, aquí van unas recomendaciones.

1. Ser constante. "Al día subo alrededor de dos o tres fotos", dice Carlos y eso está bien, funciona. Una foto, un vídeo y tres historias al día es lo recomendable porque a los seguidores le gusta ver lo que hace el animal en su día a día. Pero más es perjudicial porque no hay que abrumar al público con el contenido.

Paco, de paseo por Madrid. Foto: @pacoyamigos.
Paco, de paseo por Madrid. Foto: @pacoyamigos.

2. Ser muy activo. Es la mejor manera de llamar la atención de una cuenta en Instagram. Empieza por amigos y familiares (sobre todo los más pet friendlies) a enviarles un mensaje para que os sigan. Luego, elabora una lista con las cuentas afines y envíales una solicitud de amistad. Esto hará que el número de seguidores crezca exponencialmente.

3. Ampliar el catálogo de hashtags. Siempre hay que usar hashtags relacionados con el tema de la foto. Por ejemplo, si se está viajando (#perroenlacarretera), si está posando ante un monumento (#superpacoenelpalacioreal)… Los hashtags más generales pueden hacer referencia a la raza del perro. El de Carlos es mestizo y eso es otro de los motivos que le animaron a subir sus retratos a Instagram. "Pensé que podría servir para que la gente se anime a adoptar".

Paco en el Lago de la Casa de Campo. Foto: @pacoyamigos.
Paco en el Lago de la Casa de Campo. Foto: @pacoyamigos.

4. La tecnología importa. Las cámaras de los smartphones han evolucionado mucho pero las de algunos modelos no son tan buenas para una empresa como esta. Es crucial invertir en un móvil que tenga una buena lente e, incluso comprar una pequeña cámara de fotos y vídeo.

5. ¡Quítame esas antiestéticas babas! Tan importante es la toma de la foto como la edición posterior. Antes de subir la foto a las redes sociales, hay que retocarla. Apuntarse a un curso de retoque fotográfico o de montaje de vídeo no es mala idea si se es profano en estas lides.

A Paco también le gusta salir en las fotos con amigos. Foto: @pacoyamigos.
A Paco también le gusta salir en las fotos con amigos. Foto: @pacoyamigos.

6. Los textos tienen tanta importancia como las imágenes. Las fotos buenas funcionan estupendamente pero hay que cuidar también el pie de foto. La leyenda y la imagen deben funcionar juntas para involucrar a las personas y hacer que quieran compartir la publicación.

7. Trabaja la personalidad de tu perro. "Hacer fotos a Paco para Instagram me divierte y lo hago únicamente por eso. Además, creo que a Paco le empieza a gustar porque cada vez posa mejor", desvela Carlos. No se trata de obligar al perro a hacer cosas que no quiere sino de potenciar las que le gusta hacer.

Es importante que tu perro se divierta con las fotos. Foto: @pacoyamigos.
Es importante que tu perro se divierta con las fotos. Foto: @pacoyamigos.

8. Hay que socializar. Es recomendable seguir cuentas similares, ya sea las de perros con muchos seguidores, de actividades con perros o de tiendas online para animales porque pueden generar más seguidores. Es conveniente dar 'me gusta' y comentar su contenido porque ellos harán lo mismo en tu perfil. Con una o dos horas al día dedicadas a esta labor es suficiente.

9. Organiza un calendario. Para no abandonar, es importante la organización en la gestión de contenidos. Un día se puede dedicar a crear una reseña de un producto que has probado, otro día a subir fotos de la mascota durante un viaje, otro durante una visita cultural por la ciudad… Se necesita tiempo y trabajo para mantener una agenda activa, pero da sus frutos. Existen herramientas como Sendible, Plann, Loomly o SocialBee que ayudan a ser más efectivos en redes sociales.

Échale imaginación y piensa en fotos divertidas. Foto: @pacoyamigos.
Échale imaginación y piensa en fotos divertidas. Foto: @pacoyamigos.

10. El soborno es la clave. "Paco siempre funciona a base de chuches ¡Es un adicto!", asegura Carlos. Se necesita hacer una media de entre 10 y 15 fotos para conseguir una buena. Las golosinas son la clave para conseguir que el perro se siente y se quede quieto. Siempre hay que llevar algo en el bolsillo y, si son trozos de salchicha, mejor que mejor.

11. Ser creativo. Para evitar que la gente se aburra de ver siempre la misma cara en similares posturas es necesario echarle imaginación. Una buena idea es abrir un tablero en Pinterest y usar la función de 'guardar' de Instagram para que esas imágenes sirvan de inspiración en la próxima sesión.

Ante todo, calma y paciencia. Tu mascota también necesita descansar. Foto: @pacoyamigos.
Ante todo, calma y paciencia. Tu mascota también necesita descansar. Foto: @pacoyamigos.

12. Estilo visual coherente y limpio. "A la hora de fotografiar a Paco intento que sea siempre en actividades y actitudes naturales, además elijo entornos que llamen la atención, ya sea en el campo o en la ciudad, pero meticuloso no soy", asegura Carlos. No hay que convertirse en el típico usuario de Instagram que borra fotos porque no encajan en el feed, o lo que es lo mismo, en el tablero principal donde se ven de manera rápida todas las publicaciones de una misma cuenta o perfil. Hay que intentar que el feed se vea equilibrado, y para ello, es aconsejable combinar fotos. Por ejemplo, si un día se sube una foto tomada en un fondo urbano, al siguiente se sube otra en un entorno natural o en un fondo de color neutro pero nunca, repetir dos escenas parecidas seguidas.

13. Ante todo, mucha calma. Convertir una mascota en influencer está al alcance de todos los que disponen de tiempo y paciencia, porque no se consigue de la noche a la mañana. Usar esos "tiempos muertos" cuando se viaja en el transporte público o se ve la televisión son muy válidos para subir alguna foto o mantenerse al día con las cuentas que se sigue. A la hora de conseguir más likes, lo importante es crearse una estrategia para no perder tiempo.