Consejos para viajar con los mininos

Con mi gato al fin del mundo

Viajar con nuestro gato no es misión imposible. Foto: shutterstock.
Viajar con nuestro gato no es misión imposible. Foto: shutterstock.

Los gatos son excelentes compañeros de aventuras siempre que tengas en cuenta que son muy sensibles a la hora de viajar. Basta con seguir estos consejos para que lo paséis 'requetemiau' en vuestras escapadas juntos. Unas gotas de feromonas, una infusión de pasiflora o un masaje entre las orejas son algunos de los gestos que harán que el animal apenas note el cambio.

Se acerca el momento de viajar y surge el dilema con nuestros amados felinos. ¿Lo dejo en casa o me lo llevo a recorrer nuevos lugares? Los gatos son animales sedentarios y territoriales, sobre todo en el caso de que no estén habituados a estar saliendo y entrando. Su mundo es el hogar. Se sienten seguros y tranquilos en territorios que ya conocen. Y viajar es para ellos todo un reto.

Quienes compartimos la vida con estos animales tan extremadamente sensibles y perceptivos, sabemos cómo  repercuten los cambios en su tranquilidad. Tanto que el simple hecho de mover un mueble de sitio, nuevas visitas, sonidos fuera de lo habitual, ruidos o aquello que esté fuera de su cotidianidad, en muchas ocasiones se pueden convertir en una fuente de estrés y ansiedad.

Los gatos son animales muy sensibles y debemos prepararlos bien para el viaje. Foto: shutterstock
Los gatos son muy sensibles y debemos prepararlos bien para el viaje. Foto: Shutterstock.

En el oído interno de los gatos existe el llamado órgano del equilibrio, que al estimularse en exceso por el movimiento, el tipo de ventilación u observar el paisaje en movimiento, puede favorecer que se mareen con más facilidad. Sea cual sea el medio de transporte que elijas, lleva siempre a tu gato en trasportín homologado, tan grande como para que pueda tumbarse y ponerse de pie. Es recomendable que incluyas dentro del mismo una sábana o algún objeto con el que esté familiarizado, que esté impregnado de su olor, el de su casa o el de su dueño.

Normalmente los felinos tienen asociado el trasportín a experiencias no muy confortables, como las visitas al veterinario. Por eso, unas semanas antes es conveniente situarlo como un mueble más de la casa, para que entren y salgan de él y asociarlo a otro tipo de vivencias más positivas. También puede ayudar rociarlo con feromonas, la marca Feliway las vende en esprays. Las feromonas son sustancias que los gatos, al igual que otros animales, liberan cuando se sienten relajados y cómodos en un lugar.

El transportín debe ser homologado y tan grande como para que el felino pueda tumbarse y ponerse de pie. Foto;: shutterstock
El trasportín debe ser homologado y tan grade como para que el felino pueda tumbarse y ponerse de pie. Foto: Shutterstock.

A su vez, puedes probar a cubrir su trasportín con una sábana o tela, ya que a algunos gatos les gustan los sitios pequeños y oscuros y se sienten más protegidos. Que nunca te falte un bebedero y agua para que el animal pueda calmar la sed cuando lo necesite.

Tal y como nos cuenta el doctor José Figueroa Díaz, veterinario especialista en técnicas alternativas para perros y gatos, existen tratamientos naturales que contribuyen a que nuestras mascotas y nosotros tengamos un viaje más relajado:

Podemos administrarle infusiones de valeriana y pasiflora con una jeringuilla. Foto: shutterstock
Podemos administrarle infusiones de valeriana y pasiflora con una jeringuilla. Foto: shutterstock

- Antes de salir,  administrarle con una jeringuilla una infusión de valeriana y pasiflora, mezclada con una pizca de miel. La operación se puede repetir cada hora durante el viaje.

- Incluir un saquito o juguete con hierba gatera. Esta planta también llamada catnip desprende un olor mentolado que, cuando es inhalada por el gato, estimula las neuronas sensitivas del animal. Cuando esto ocurre, el felino reacciona de una manera parecida a su cortejo sexual, frotándose con la planta y rodeándola con entusiasmo. Esto le mantendrá entretenido durante el viaje y reducirá su estrés.

- Suministrarle melatonina, para promover el descanso y la calma del minino, es una buena opción. Ayuda a controlar la ansiedad y le hará sentirse más feliz en el trayecto. 

- Masajearlo suavemente con cariño entre sus orejas y en el cuello, así como hablarle. Es imprescindible que el dueño esté calmado y le envie buenas vibraciones. Aunque puedes masajearlo por todo el cuerpo, su zona preferida y de mayor relax es entre las orejas y en el cuello. Esto les ayudará a sentirse atendidos y aumentará su confianza. 

Los masajes suaves entre las orejas y en el cuello les ayuda a relajarse. Foto: shutterstock
Los masajes suaves entre las orejas y en el cuello les ayudan a relajarse. Foto: Shutterstock.

Las esencias florales son otra opción para lograr que el viaje sea positivo y tanto tu como él disfrutéis de la escapada. Elena Andreiñua, terapeuta de esencias florales, radiestesista y gran amante del universo felino, nos propone el uso de estas gotas que actúan como un bálsamo en nuestro amigo:

- Le vendrán bien esencias florales como Travel Essence Bush o la esencia floral de golondrina y paloma dentro de la serie de las Esencias Florales de animales, que ayuda a lograr un mayor equilibrio durante los viajes largos en cualquier medio de transporte. Las esencias se deben dar días antes de iniciar el trayecto, para ir observando la reacción del animal y consultar la dosis a un terapeuta floral.

- A su vez, podemos situar bajo el trasportín un dibujo de un dodecaedro que se descarga gratuitamente en cualquier página de internet, ya que esta imagen genera una vibración que ayuda a reducir el miedo e inseguridad del felino.

Lo importante es que tu gato esté relajado durante el viaje. Foto: shutterstock
Lo importante es que tu gato esté relajado durante el viaje. Foto: shutterstock

Consejos según el medio de transporte

Si viajas en coche:

Con el fin de que el gato reduzca su estrés, es recomendable que semanas antes se habitúe al coche haciendo pequeños desplazamientos, para que se vaya acostumbrando a los olores, al movimiento y sonidos nuevos para él.

Hay que asegurarse de que la temperatura del espacio esté equilibrada. Ni mucho frío ni mucho calor. Con música relajante se consigue favorecer un ambiente tranquilo del que tu también saldrás beneficiado. Hablar al animal por momentos para que sepa que estamos a su lado. Recuerda efectuar una parada cada dos horas en la que tanto el animal como el dueño puedan descansar y estirarse. Y no olvides situar el trasportín encima del asiento con el cinturón de seguridad correspondiente o en el suelo entre los asientos delanteros y traseros.

Antes de viajar con el gato en coche, es mejor habituarle con desplazamientos cortos. Foto: shutterstock
Antes de viajar con el gato en coche, es mejor habituarle con desplazamientos cortos. Foto: shutterstock

Si viajas en tren:

Moverte con tus gatunos en este medio es confortable. Solo se permite viajar con un animal por persona. Renfe presenta sus instrucciones para viajar con animales de compañía claramente en su pagina web. El coste del billete es del 25 % del precio de la clase turista y en el caso de que vayas en clase preferente, es gratuito. Recomendamos elegir asientos alejados de las zonas más transitadas por los pasajeros tales como la cafetería o los aseos.

Si viajas en avión:

En el caso de que elijas este medio de transporte tendrás que llamar con antelación para reservar su asiento, ya que puede no ser admitido si ya hay demasiados animales en cabina. Existen diferencias según la compañía que elijas. Iberia, Air Europa y Vueling permiten viajar con tu mascota en cabina. En cambio, Ryanair y Easy jet no admiten animales en sus vuelos.

Si quieres subirle a un avión, infórmate bien de qué compañías permiten llevar mascotas. Foto: shutterstock
Si quieres subirle a un avión, infórmate bien de qué compañías permiten llevar mascotas. Foto: shutterstock

Ahora ya estás listo para viajar con tu minino hasta el fin del mundo y poder vivir la experiencia de una manera mucho más placentera y tranquila para los dos.

Te puede interesar...