Cómo limpiar y desinfectar el coche

Pasar un paño no es suficiente

El virus puede sobrevivir una semana en acero inoxidable y plástico. Foto: Shutterstock.
El virus puede sobrevivir una semana en acero inoxidable y plástico. Foto: Shutterstock.

A nadie le gusta leer un "limpia el coche, guarro" escrito en el polvo de la luna trasera del coche. Y mucho menos ahora. El tenerlo limpio no es suficiente. Ahora debe estar desinfectado. En esta pandemia hemos aprendido a mantener una limpieza extrema de nosotros mismos y de nuestras casas y eso, también hay que extenderlo a los vehículos de cuatro y dos ruedas porque pueden ser un foco de infección.

El Coronavirus puede sobrevivir desde tres horas hasta siete días en las superficies dependiendo del material donde se instalen. Ahí se queda, como un depredador, esperando a entrar en contacto con células susceptibles de ser infectadas. Un estudio publicado en la revista The Lancet Microbe reveló cuánto tiempo dura activo el COVID-19 en ámbitos diversos. Los investigadores probaron la vida productiva del virus en una habitación de 21,6 ºC y con una humedad relativa del 65 %. Después de tres horas, el virus había desaparecido de la superficie del papel.

El coche puede ser un foco de infección importante. Foto: Shutterstock.
El coche puede ser un foco de infección importante. Foto: Shutterstock.

Tardó dos días en desvanecerse de la madera y de la tela. Después de cuatro días, ya no era detectable en vidrio o billetes. Pero duró más tiempo, una semana, en acero inoxidable y plástico. "Las fibras naturales absorbentes del cartón pueden hacer que el virus se seque más rápido que en el plástico o el metal", asegura Vincent Munster, jefe de la sección de Ecología de Virus de los Laboratorios Rocky Mountain. Y los vehículos están fabricados, principalmente en aleaciones y polímeros.

Desinfecta siempre la llave del coche. Foto: Shutterstock.
Desinfecta siempre la llave del coche. Foto: Shutterstock.

Se puede pensar que el coche es un espacio libre del virus porque solo es utilizado por uno mismo o por los miembros de la familia, pero lo cierto es que puede ser un foco de infección importante. Aunque no hay que agobiarse, y tampoco dejar el coche aparcado hasta que surja una vacuna, lo único que hay que hacer es extremar precauciones y la higiene en aquellas superficies del automóvil con las que estamos en contacto más frecuentemente y que podrían haberse contaminado si previamente se ha tocado una superficie infectada. Cada vez que utilicemos el vehículo es necesario ventilarlo durante un buen rato y, sobre todo, higienizarlo con más frecuencia y minuciosidad que antes.

Mapa de riesgo

¿Cuáles son las zonas del vehículo con más posibilidades de 'atrapar' al coronavirus? Pues, precisamente aquellas que se suelen tocar más y que son sobre las que más frecuentemente hay que dar un repaso. En el exterior, por ejemplo, están las manillas y marcos de las puertas, los espejos retrovisores y el botón de cierre del maletero. Estas secciones requieren una desinfección concienzuda, lo mismo que las lunas a las que, además del desinfectante, hay que darles un acabado con el limpiacristales.

Limpieza coches - manillas
Las manillas requieren una desinfección concienzuda. Foto: Shutterstock.

En el interior la cosa se complica porque son muchas más las superficies que hay que mantener bajo control. El salpicadero, por ejemplo, acumula mucho polvo por lo que es conveniente tener a mano una bayeta que lo atrape y después, aplicar una solución hidroalcohólica. Según recomendación de la DGT se deben de convertir en hábitos cada vez que se utilice el vehículo, las manillas de la puerta, el volante y la palanca de cambios tienen que ser desinfectados antes de meter la llave en el contacto y antes de bajarse del coche una vez que se ha estacionado.

Otras secciones a desinfectar son el espejo retrovisor interior, la pantalla táctil, los controles de la radio, el freno de mano, las manillas interiores de las puertas y la clavija de cierre, las manijas o botones para activar los limpiaparabrisas y el sistema de luces, las palancas para ajustar la posición de los asientos y, por supuesto, cinturones de seguridad, llave y reposabrazos. Las rejillas y mandos del aire acondicionado merecen atención especial. Para evitar que se obstruyan por el polvo, es conveniente pasarles el aspirador y después, tratarlas con un producto homologado.

Limpieza coches - volante
El volante y la palanca de cambios tienen que ser desinfectados antes de meter la llave en el contacto. Foto: Shutterstock.

No hay que olvidar las alfombrillas, que son el rincón más sucio del habitáculo. Es importante asearlas con regularidad. Si son de tela hay que pasar un cepillo y posteriormente, un repaso con el aspirador. Si son de goma, lo mejor es aplicar un chorro a presión de agua caliente. Para acabar en ambos casos aplicando un producto desinfectante.

¿Y qué pasa con la tapicería? Para la higienización de la tapicería de los asientos y de otras superficies delicadas, se puede emplear alcohol pero, sin mojarlas en exceso. En principio el alcohol no debe dañar la tapicería de cuero o de cuero sintético, pero una limpieza intensa sí puede acabar decolorando el material, por lo que no hay que frotar demasiado fuerte y, en todo caso, mejor usar agua y jabón que también es una mezcla efectiva. Después de pasar el trapo, la piel debe ser tratada con productos de protección e hidratación (Absorb en ikea.com) para que la tapicería reluzca como el primer día.

Respirar salud

Es muy aconsejable limpiar a fondo el sistema de aire acondicionado porque, a causa de la humedad, es ahí donde se pueden instalar múltiples agentes patógenos. Además, los circuitos de climatización son complejos técnicamente y tienen un difícil mantenimiento. Una forma sencilla y rápida de hacerlo es mediante los sprays limpiadores que ofrecen las tiendas especializadas.

Limpieza coches - ventilación
Recuerda ventilar bien el coche para eliminar el exceso de producto. Foto: Shutterstock.

Hay que seguir escrupulosamente las instrucciones que indica el fabricante aunque, grosso modo se basa en poner en marcha el coche, enchufar el aire acondicionado con la recirculación activada, dejar abierto el aerosol desinfectante y cerrar las puertas del vehículo hasta que haya salido todo el gas. Después, hay que ventilar el coche para eliminar el exceso de producto. Aunque existen locales especializados que ofrecen la posibilidad de limpiar estos circuitos a fondo mediante la desinfección por ozono y productos detergentes. En este proceso, se realiza una inyección de estos reactivos en el circuito, donde se les deja actuar durante un periodo de tiempo, para luego aspirar los restos producidos.

El kit básico

Hay una serie de productos que deberemos llevar en el coche no solo para realizar tareas de limpieza sino también para mantener las normas en talleres y estaciones de servicio, además de poder actuar correctamente ante cualquier eventualidad. Los expertos aseguran que es más conveniente mantener un lavado frecuente de manos que llevar guantes de látex, nitrilo o vinilo todo el tiempo por lo que es esencial tener siempre en la guantera algún desinfectante líquido y antibacteriano, con un contenido de 75 % de etanol. Una solución hidroalcohólica eficaz que, ante la imposibilidad de lavarse las manos convenientemente, las mantiene protegidas. Además, las hay con aloe-vera que hidrata la piel. Aunque el lavado de manos constante es lo suyo, no está de más tener siempre cerca una caja de guantes desechables y, por supuesto, varias mascarillas quirúrgicas por si hay alguna rotura.

Importante llevar siempre la mascarilla encima. Foto: Shutterstock.
Importante llevar siempre la mascarilla encima. Foto: Shutterstock.

Para las labores de limpieza del vehículo, lo mejor es utilizar toallas de microfibra (que podemos desinfectar lavándolas en la lavadora en un programa de alta temperatura) aunque para mantener un consumo sostenible, existen en el mercado bayetas de fibra de bambú que pueden lavarse hasta 80 veces, tienen propiedades antibacterianas y, una vez usadas, son biodegradables.

El poder de la espuma

El virus puede ser eliminado en poco tiempo al desinfectar las superficies con materiales adecuados. En general, los productos para limpiar el hogar aconsejados contra el coronavirus se pueden usar para los vehículos pero, con precaución, porque en el interior del coche los materiales son menos resistentes que, por ejemplo, los muebles o la encimera en la cocina.

Los productos de limpieza recomendados para esta tarea son el agua (preferiblemente caliente) y jabón; los productos que contengan, al menos, un 70 % de alcohol (los conocidos en automoción como alcohol isopropílico que aseguran los expertos, daña menos las superficies) y los productos específicos para la limpieza de coches así como sprays indicados para el aire acondicionado. No es conveniente el uso de lejía o agua oxigenada para limpiar el interior del vehículo y queda prohibido el uso de amoniaco para higienizar las pantallas táctiles. El Ministerio de Sanidad, ha puesto a disposición de los usuarios una lista de productos virucidas cuya eficacia está garantizada. Entre ellos se encuentran desde Ox-virin hasta Sanytol pasando por Oxivir o Descol, (listado completo) que resultan eficaces tanto en la vivienda como en la ropa, en el móvil y, como no, en el coche.

En vanguardia

Aunque el pulverizador y el trapo son los más eficaces y económicos, existen métodos novedosos que resultan muy atractivos. El más famoso es, quizás, el tratamiento por ozono, que muchos talleres utilizan para eliminar malos olores en los habitáculos pero que, con la crisis del coronavirus, se ha convertido en un aliado para la desinfección del interior de los vehículos, sobre todo en la higienización del sistema de climatización. Según expertos, el ozono oxida y destruye la membrana celular de los microorganismos. Este sistema además, es muy ecológico porque, una vez que hace su función, se transforma en oxígeno creando una sensación de aire puro dentro del vehículo que tiene también, unos efectos positivos en el estado de ánimo ya que reduce la fatiga y el cansancio.

Limpieza coches - ozono
Hay talleres que utilizan ozono para la desinfección del interior de los vehículos. Foto: Shutterstock.

Los arcos pulverizadores de agentes biocidas sobre los vehículos instalados en estaciones de servicio son una forma rápida y eficaz de desinfectar, sobre todo, vehículos de gran tamaño como ambulancias y camiones. Otro método que se está estudiando en estos momentos es en la utilización de la tecnología de luz ultravioleta (UV-C) que evita que virus y bacterias sobrevivan en la cabina. Esta herramienta no es nueva, ya que se lleva utilizando desde hace muchos años en la industria médica para higienizar y esterilizar superficies.

Al repostar

A la estación de servicio hay que ir preparados. Hay que tener siempre a mano guantes de látex de un solo uso y, antes de ponerlos, lavar las manos o usar un gel hidroalcohólico. Mucho cuidado de no tocar tocar los surtidores con las manos desnudas. A la hora de quitarlos, la mejor forma es pellizcar ligeramente la parte inferior del guante, traccionar hacia el exterior, retirar sin tocar el interior del guante, recogerlo con la mano protegida, introducir dos dedos en el interior del guante que aún está puesto, retirarlo y darle la vuelta tocando solo la parte interna. Después del proceso, hay que evitar tocarse la cara hasta que nos volvamos a lavar las manos de nuevo. Los guantes usados hay que introducirlos en una bolsa de plástico con cierre hermético para, posteriormente, tirarlos a la basura.

Limpieza coches - familia
Aunque no hay que agobiarse, lo único que hay que hacer es extremar precauciones y la higiene en aquellas superficies del automóvil con las que estamos en contacto más frecuentemente. Foto: Shutterstock.

En las estaciones de servicio de Repsol se ha creado un protocolo para repostar de forma segura. Además de esterilizar las instalaciones de forma constante, se han puesto a disposición de los usuarios guantes y gel desinfectante. Los empleados atienden a los clientes a través de ventanilla tanto para repostar como para la tienda. Se mantendrá la distancia de seguridad (dos metros) entre los empleados y otros clientes con un sistema de señalizado visible en el suelo y, en muchas estaciones, se ha instaurado el sistema Waylet para pagar sin tener que bajarse del coche. Repsol además te anima a través de su web a seguir varios consejos para poner a punto tu vehículo con todas las garantías.

En el taller

Ante las inevitables averías, los talleres han adoptado una serie de pautas a seguir para salvaguardar la salud de mecánicos y conductores. "Limpiamos lo que vamos a tocar", asegura Enrique Sáez, oficial de Primera en un taller madrileño. "Primero se ventila el coche durante 15 minutos abriendo el maletero y todas las puertas –asegura–. Después, cubrimos con plástico volante, palanca de cambios, freno de mano… También tapamos con plástico el asiento del conductor y las esterillas". Cuando se acaba la reparación… "Se quitan las protecciones y volvemos a desinfectar la manilla de la puerta y la llave, que entregamos al cliente dentro de una bolsa de plástico". Si el coche tiene pantalla táctil y se necesita resetear, "lo reprogramamos siempre con los guantes de látex puestos".

Últimas recomendaciones

Para Enrique, "no hay nada mejor que un minucioso lavado a mano" pero en tiempos de coronavirus, la labor requiere extremar las precauciones hasta el último momento. Una vez acabada la limpieza del vehículo, es imperativo quitarse la ropa que se ha llevado puesta durante el proceso y lavarse las manos durante, por lo menos, 20 segundos. Por supuesto, nunca hay que tocarse el rostro antes de realizar este último ritual de higiene. Eso sí, durante el Estado de Alarma, no se puede compartir coche con nadie. Y atención porque hay expertos que aseguran que el virus no sobrevive al calor y la sequedad. Así que, tener aparcado el coche durante varias horas a los 45 grados que se alcanzan durante el verano en algunas localidades puede ser el mejor desinfectante. Aunque no está de más dar un repasito con un spray desinfectante antes de meter la llave en el contacto…

Más en...