Estira el verano

Cinco planes para sentir que sigues de vacaciones

La temperatura de Fuerteventura es para todo el año. Foto: Alfredo Merino

Con la naturaleza como cómplice, aprovecha los últimos días estivales antes de la llegada del otoño para contemplar la vida animal, relajarte entre viñedos o practicar deportes de viento y playa. Saborea estas propuestas de mini vacaciones y apúralas hasta el final.

A Pirineos para ver el viaje de las aves

Una bandada de flamencos sobrevuela Hondarribia y los humedales del Bidasoa en su desembocadura. La perfecta formación en V de una escuadrilla de grullas sobrevuela Pitis y la linde del Monte del Pardo con la ciudad de Madrid. Atropellados bandos de buitres y milanos junto a otras solitarias rapaces esquivan los molinos de viento antes de saltar el Estrecho de Gibraltar rumbo a África. Ha llegado el momento del viaje de las aves.

Desde hace unos días, en los cielos de la península Ibérica los pasillos aéreos que utilizan las aves migratorias en sus viajes anuales para huir de los rigores del norte de Europa se llenan de pasajeros alados. Es el momento que la Sociedad Española de Ornitología, SEO/Birdlife, junto con otras organizaciones conservacionistas asociadas, aprovechan para invitar a contemplar y descubrir este paso migratorioin situ.

Esta época del año es perfecta para el turismo ornitológico. Foto: Shutterstock

Varios puertos de los Pirineos están entre los mejores puntos para ver este espectáculo natural. Uno de ellos es el puerto de Somport, en el corazón del Pirineo de Huesca, ya que "es uno de los más importantes y cuando se concentra mayor número de aves", aseguran los ornitólogos.

Vinoexperiencia y relax en la vendimia

Hablar de La Rioja es hacerlo de sus caldos. Binomio tan inseparable como irresistible especialmente a partir de septiembre, cuando viven su éxtasis con la vendimia. Las bodegas y productores se han puesto las pilas con actividades que no dejan indiferente a nadie. Sobre todo en estos momentos, cuando se celebra la fiesta grande de la recogida de la uva.

Si al masaje le sumamos una buena cena, la apuesta sale redonda. Foto: Marga Estebaranz

Uno de los más interesantes lo ha puesto en marcha 'Finca de los Arandinos'. Este sorprendente hotel-bodega-spa situado en la localidad de Entrena, es una singular creación del arquitecto Javier Arizcuren con un personal interiorismo a cargo de David Delfín.

Habitaciones sobre la nave de barricas y bajo ellas el spa, donde no debe evitarse un rejuvenecedor peeling antioxidante de vino, concluido con un masaje de aceite de pepitas de uva, a cargo de las expertas manos de las chicas de Vinoexperiencia.

Perderse en el laberinto gigante de maíz

Visto desde el aire, este admirable dibujo se asemeja a los corp circles, aquellos misteriosos círculos y figuras aparecidos en Inglaterra a finales de los años setenta que en principio se atribuyeron a la presencia de ovnis. Nada que temer; esta propuesta nada tiene que ver con alienígenas. Es una singular iniciativa puesta en marcha por la Asociación Cultural Garaion, en Ozaeta, localidad alavesa, cercana a Vitoria.

Perfecto plan familiar para un fin de semana. Foto: Web Asociación Cultural Garbino.

Se trata de un laberinto gigante de unos 5.000 metros cuadrados, trazado en un maizal, con el que este grupo muestra su interés y capacidad creativos. La instalación se puso en marcha el día 2 de septiembre, cuando las plantas de maíz alcanzan su mayor altura, unos dos metros y les quedan pocas semanas para ser cortadas. La altura del maíz hace que una vez que se entra en el laberinto, la orientación es imposible.

Para disfrutar de esta aventura hay que darse prisa porque finaliza con la cosecha. Foto: Web Asociación Cultural Garbino.

Alcanzar el centro y luego encontrar el camino de regreso puede llevar un par de horas como mínimo, ideal para pasar una jornada divertida toda la familia. Eso sí, conviene darse prisa pues, según aseguran desde Garaion, "el laberinto se mantendrá hasta el momento de la siega, que no depende de nosotros sino de los agricultores".

Escuchar el trueno de la berrea

Septiembre es el momento. El más sonoro de la naturaleza ibérica. Es a mediados de mes cuando empieza la berrea, el momento cuando los ciervos atruenan el otoño de los bosques donde viven. Con su inolvidable grito de guerra convocan a las hembras, que se agrupan en harenes, y desafían a los machos rivales.

El sonido de la berrea es un espectáculo natural. Foto: Shutterstock

Tras el berrido llega el enfrentamiento que a pesar de su dramatismo, pocas veces se resuelve de manera fatal; tras las primeras escaramuzas el más débil se da cuenta de quien manda y emprende la huida.

La berrea se extiende de Asturias a Extremadura y es posible escucharla en el Monte de El Pardo a siete kilómetros de Madrid. Aunque el mejor lugar tal vez sea la sierra de Cazorla, parte importante del Parque Natural de Cazorla, Segura y Villa, en Jaén.

En brazos del viento majorero

Los que saben del tema dicen que es uno de los mejores lugares del mundo para practicar esos deportes de playa y agua que tienen al viento como su mejor aliado. Fuerteventura, la segunda isla canaria por su extensión, atesora decenas de kilómetros de finas arenas para hacer kitesurf, windsurf, surf, bodysurf y paddle surf todo el año.

Las interminables playas de la isla pueden ayudarte a recargar pilas. Foto: Alfredo Merino

En todas sus amplias costas, destaca el interminable playazo de Sotavento, que todos los veranos acoge eventos y campeonatos internacionales de diferentes especialidades, es la más recomendable por la franqueza de sus olas y la continua presencia de viento. La abundancia de escuelas la hace ideal para los que deseen iniciarse en estos deportes. En el norte, destacan las playas de Corralejos, con olas más bravías y para expertos.

O divertirse practicando todos los deportes que permiten el viento y el mar de Fuerteventura. Foto: Alfredo Merino

Deportes aparte, en Fuerteventura hay playas de todos los gustos. Muchos consideran que estas son las mejores playas de España. Quienes busquen la soledad, tienen la remota Cofete, en cuyas arenas todavía remansan viejas leyendas de nazis y anidan las tortugas. En el norte, las de Corralejo están unidas a uno de los conjuntos dunares más importantes de España. La  hermosísima de Morro Jable, la apartada Gran Tarajal y las más concurridas Costa Calma y Solana del Matorral son otras opciones recomendables.

Contenido relacionado