Ruta del surf por Lanzarote

El Hawái europeo está ahora en Canarias

Famara tiene kilómetros de sobra para todos.
Famara tiene kilómetros de sobra para todos.

Sol, playas de aguas cálidas y temperaturas que rondan los 20 ºC en invierno. No le podían faltar a Lanzarote unas olas para pasarse desde el amanecer hasta el atardecer dándolo todo sobre una tabla. La isla de los volcanes es un auténtico paraíso para el surf

Ni a Hawái ni a Australia. No hace falta irse tan lejos para surfear sobre las mejores olas y en pleno invierno. Lanzarote con sus 250 kilómetros de costa alberga tanto playas idóneas para iniciarse en el rey de los deportes acuáticos como rápidas y peligrosas rompientes solo aptas para los más avanzados surfistas. En la isla canaria se puede sentir cualquier día del año la placentera sensación de deslizarse sobre el agua, aunque es de noviembre a marzo cuando el mar alcanza su mayor fuerza y esplendor. Además, con temperaturas que rondan los 20 grados (dentro y fuera del agua), hace que este sea un destino perfecto para el surf en invierno. Por algo, esta isla es conocida como el 'Hawái de Europa'.

Hay escuelas de surf en toda la calle principal de Caleta de Famara.
Hay escuelas de surf en toda la calle principal de Caleta de Famara.

Caleta de Famara nació en el siglo XVII como un enclave pesquero, pero actualmente es la meca del surf en Lanzarote. Muchas de sus calles son de arena y el ir y venir de surfistas de todas las edades es constante desde primera hora de la mañana hasta que cae el sol. Además, en su vía principal, la Avenida El Marinero, se encuentran multitud de escuelas que ofertan clases, tanto de iniciación como de perfeccionamiento, y que alquilan también todo tipo de material para poder disfrutar de este deporte. Las puertas están abiertas para todos: por entre unos 35 y 55 euros, dependiendo de la escuela y de la duración, se puede recibir una primera clase y experimentar las muchas sensaciones del surfing.

Acaymo Gorrín dirige La Santa Surf Pro Center, una escuela de surf.
Acaymo Gorrín dirige La Santa Surf Pro Center, una escuela de surf.

"Yo he estado en Indonesia, en Sudamérica, Brasil, Centroamérica, Panamá, Marruecos, Cabo Verde... y te puedo decir que un sitio como Lanzarote, que te permita tener ese abanico en tan poca distancia, el poder moverte y encontrar olas de diferentes tipos, de diferentes calidades, no lo encuentras", señala el surfista local Acaymo Gorrín, quien dirige La Santa Surf Pro Center, una escuela de surf con base en Caleta de Famara, o La Caleta como es conocida por sus habitantes, pueblito que se ubica al noroeste de la isla.

Vista general, y espectacular, de la Playa de Famara.
Vista general, y espectacular, de la Playa de Famara.

Las lecciones se imparten en la Playa de Famara, un increíble arenal rodeado de dunas que parten desde el pueblo de La Caleta y que es ideal para iniciarse en el mundo del surf. Una playa salvaje que, con sus seis kilómetros extendiéndose bajo el majestuoso Risco de Famara, es la más larga de la isla, una de la más hermosas, y la que presenta "picos para todos los niveles", siendo "muy buena para los principiantes por sus espumas", explica Albert Zeggers, catalán de 30 años que desembarcó en Lanzarote "por el surf" y que es socio de Acaymo Gorrín en La Santa Surf  Pro Center.

Se pueden contratar clases de surf para todos los niveles.
Se pueden contratar clases de surf para todos los niveles.

"Nosotros siempre hacemos los cursos con grupos reducidos y con monitores profesionales con titulación. Y nuestros monitores siempre trabajan dentro del agua, que es muy importante, porque en muchos lados dan muy buenas teóricas, pero luego los clientes se van para el agua y se tienen que buscar la vida porque el profesor se queda en seco, instructores gato que les llamamos", apunta este joven surfista.

El ambiente en Caleta invita a practicar otros deportes.
El ambiente en Caleta invita a practicar otros deportes.

Aunque en la Playa de Famara se pueden encontrar varias rompientes, la costa de La Caleta esconde otras olas, como son las de El Muelle o San Juan, esta última escenario de una de las pruebas del Circuito Junior Pro de la World Surf League. Un spot (para el que no lo sepa: lugar específico para surfear) al que se accede por un camino de tierra ubicado al final del pueblo y que es "una de las mejores izquierdas" de la isla y, por ello, una de las olas preferidas de muchos surfistas locales como Maike Cruz. Eso sí, aquí el nivel se eleva y ya se necesita ser "un surfista intermedio o avanzado", según explica este cazador de olas, quien además es propietario de Calima Surf, una escuela, también con sede en Caleta de Famara, que presume de ser una de las primeras de Lanzarote –nació en 1996– y, por ello, de contar con una "gran experiencia". 

Carretera para llegar o salir, según se mire, de Famara.
Carretera para llegar o salir, según se mire, de Famara.

La fuerza de La Santa

Pero las olas "con más power" de la isla, según los expertos, se encuentran en La Santa, un pequeño pueblo marinero situado a unos 15 minutos en coche de Caleta de Famara. Aquí rompe, frente al pueblo y a pocos metros del muelle, la ola de El Quemao, una onda mundialmente reconocida por grandes surfistas del circuito mundial. De hecho, se la compara con la mítica Pipeline de Hawái.

Preparando la tabla para saltar al mar.
Preparando la tabla para saltar al mar.

Y ojo, porque El Quemao es uno de los mejores rizos de Europa, pero también de los más peligrosos. Rompe sobre un arrecife volcánico de poca profundidad y, por ello, solo es apta para riders de alto nivel. Una pared vertical que puede alcanzar hasta 10 metros de altura. "Una ola muy potente, con poco fondo y tubos enormes", señala Maike Cruz. En esta muralla de agua perdió la vida en 2009 'El Fula', un querido deportista local. En su memoria, en este lugar se celebra desde 2015 el Quemao Class, un torneo invitacional donde se dan cita destacados surfistas como Aritz Aramburu, Natxo González, Dimitri Ouvre, Joan Durú o Tiago Pires, entre otros.

Importante: Los mejores meses para esta ola son de noviembre a febrero aunque, para que El Quemao rompa, se necesita mucho mar de fondo y vientos del este o del sureste.

¡Ojo! Las olas de La Santa ya no son para principiantes.
¡Ojo! Las olas de La Santa ya no son para principiantes.

Una ola que, por contra, sí funciona con mucha frecuencia, es la izquierda de La Santa, una onda tubera que se encuentra en la Bahía de La Santa. "Es la ola preferida de los locales. Tiene muy buena calidad y funciona 320 días al año", apunta Cruz. La derecha de La Santa, también llamada Morro Negro, "igualmente funciona con mucha frecuencia durante el otoño e invierno", añade. En ambas el fondo también es de lava y también se requiere tener nivel.

Los meses más propicios para este deporte van de noviembre a marzo.
Los meses más propicios para este deporte van de noviembre a marzo.

Un consejo importante: como en cualquier lugar del mundo, a la hora de surcar el mar hay que tener en cuenta a los lugareños. "Si no luego puede haber conflictos en el agua. Tú vas a Hawái y no vas a poder ir a surfear a cualquier sitio independientemente de que tú veas unas olas muy bonitas, porque hay locales y los locales siempre se hacen respetar. Pero en realidad esto es aquí, en Hawái y en todas las partes donde hay buenas olas. Si hay locales, cualquiera no puede entrar al pico sin un respeto y sin un nivel, evidentemente, porque las olas desde fuera parecen una cosa y desde dentro son otras", advierte por su parte el surfista Albert Zeggers.

En la isla hay olas distintas para cada tipo de surfero, ¡toma nota!
En la isla hay olas distintas para cada tipo de surfero, ¡toma nota!

Más puntos interesantes

En la costa noroeste de Lanzarote también hay otro spots, como Caleta de Caballo, pueblo ubicado a cinco minutos de La Santa. Una zona en que el mar "es un poco más caprichoso a la hora de funcionar pero que, cuando lo hace, se pillan unas una olas de lujo”, explica Maike Cruz. 

Primeras clases para todos los públicos de todas las edades.
Primeras clases para todos los públicos de todas las edades.

Para los surfistas principiantes, además de la Playa de Famara, hay otros dos lugares con fondo de arena ideales para aprender, aunque ya en la costa noreste y norte de la isla. Uno de ellos es la Playa de La Garita, ubicada en el pueblo de Arrieta, y el otro la Playa de La Cantería, localizada en la localidad de Órzola, donde se encuentra además el puerto de salida hacia La Graciosa, la octava isla canaria.

Las olas de la isla son, en definitiva, el sueño de cualquier surfero.
Las olas de la isla son, en definitiva, el sueño de cualquier surfero.

Entre Arrieta y Órzola, se extienden otros puntos a lo largo de la costa, aunque ya con fondo de roca y para surfistas experimentados, como son Caletón del Mero, Caletón Blanco, Jameos y Punta Mujeres. En definitiva, una gran variedad donde elegir; una ola para cada tipo de surfista.

Playa

La Santa (Pueblo)

(Tinajo)
Playa

Caletón Blanco

(Haría)

Te puede interesar...