Esther Ibáñez

Visitar un determinado restaurante, bodega o quesería suele ser el motivo más frecuente sobre el que organizo una escapada o unas vacaciones. Me consideraré afortunada mientras pueda seguir escribiendo de toda esta parte bonita de la vida: el disfrute gastronómico.

Sígueme en las redes: