Gastronomía

Deliciosa Zamora

Trucha al horno.
Trucha al horno.

La actividad agrícola y ganadera de Zamora es el origen de su rica gastronomía, marcada por platos tradicionales hechos a base de productos autóctonos de primera calidad. La carne es una de las grandes protagonistas, ya que con ella se elaboran los asados y estofados más populares. Para regar cualquier plato de Zamora, nada mejor que un buen vino de la Denominación de Origen Toro.

Localidad

Zamora

En la provincia de Zamora es muy habitual disfrutar de unas tapas durante el aperitivo. Las más habituales son las mollejas, las cachuelas, callos, morros, los pinchos morunos y el dos y pingada, o lo que es lo mismo, dos huevos fritos con dos lonchas de jamón pasados por la sartén. Para picotear también está siempre bien probar los quesos zamoranos, y es que en esta tierra se producen anualmente hasta 14 millones de kilos de queso. La variedad por excelencia es la que se elabora exclusivamente con leche de oveja cruda, un queso con un fuerte olor y sabor, que cuenta con la Denominación de Origen Queso Zamorano.

En los primeros platos destacan siempre los guisos, que suelen contener carnes de caza como las codornices, palomas, perdices y liebre; aunque cada vez es más frecuente saborear una de sus especialidades: la carne de jabalí con puré de manzanas cocidas. Es muy popular aquí el cocido, elaborado con los garbanzos de Fuentesaúco, o las lentejas a la zamorana, más finas y de color verdoso.

Y en los segundos destacan las carnes, sobre todo las asadas como el churrasco, el cordero, el cabrito y el chuletón zamorano.

Chuletón de Zamora.
Chuletón de Zamora.

Algunas sorpresas gastronómicas

Es fácil encontrar en Zamora pescado fresco y variado, tantotruchas de Sanabria como cangrejos de río. Incluso encontramos mucho pescado gallego, como merluzas, cocochas, rapes o rodaballos. Entre las recetas con sabor a mar (o a río) encontramos verdaderas sorpresas, como las ancas de rana, bien sea fritas, a la plancha o al ajillo; acompañadas de arroz, patatas fritas y ensalada. Otras propuestas muy populares son el pulpo a la sanabresa (similar al que se hace a la gallega, con patata y pimentón) y el bacalao al ajo arriero (con verduras) o preparado de otras maneras tomando los nombres de a la tranca y a lo tío.

En cuanto a la huerta zamoranadestacan las setas como los boletus de los montes, los níscalos de los pinares o las setas de cardo, pero tampoco pueden faltar los garbanzos, los espárragos o los habones de Sanabria. El ajo, por supuesto, está muy presente en la gastronomía de esta tierra ya que es uno de sus productos autóctonos más laureados. Se emplea tanto para condimentar comidas como el ingrediente principal de algunas sopas. En este sentido son muy populares las sopas de ajo.

Otra de las recetas más arraigadas es el arroz a la zamorana que se basa en ingredientes derivados del cerdo, pata, oreja y morro, condimentado con pimentón y en el que no faltan ajo, cebolla, perejil, tomillo y orégano entre otros.

Suculentos dulces

La oferta repostera dela zona es muy variada, destacan los rebojos zamoranos (una especie de bizcocho cubiertos de azúcar), los borrachos (bizcocho en almíbar con limón) o la tarta del Císter, elaborada por las monjas de Benavente, con almendras y huevo hilado. 

Entre sus vinos, destacan por supuesto los de la Denominación de Origen Toro. Son vinos de alta graduación y fuerte carácter, de color brillante y una amplia tradición.

Te puede interesar...