Entorno natural de Artziniega

Artziniega (Araba/Álava)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La mejor manera de descubrir el espacio natural de Artziniega es a través de sus sendas. Concretamente, una de las más conocidas, la de Peñalba, nos permitirá avistar las cumbres más elevadas de la villa. Entre miradores y bajo la atenta mirada de las rapaces, el caminante atraviesa una tierra de espíritu verde rodeada de bellas montañas. Al avanzar, el camino se adentra en el espeso pinar, pero también en los cultivos de txacolí, la bebida tradicional del País Vasco. Si aún se tiene tiempo, un nuevo itinerario conduce a los pequeños poblados marcados por la ausencia de segundos. Es el hábitat de la tranquilidad. El tiempo parece haberse detenido en los núcleos de Mendieta y en Los Llanos. Una atalaya medieval, la torre de Barruelo, el escueto río y un molino de piedra, el de Sojoguti, irán apareciendo tranquilamente en los dominios de Artziniega para sorpresa del caminante. Después de tanto recorrido a pie, es preciso descansar. El parque de la Encina de Artziniega, situado a las afueras, cuenta con un magnífico árbol centenario. En pleno hábitat de sosiego, los espacios naturales de Artziniega ofrecen al visitante un marco natural único.

Localización

Parque de la Encina, Artziniega