Baños termales en el Niágara monacal

Baños termales en el Niágara monacal

El Monasterio de Piedra es el conjunto de saltos de agua más escénico de la península Ibérica. Situado en el entorno del río Piedra, al sur de la provincia de Zaragoza, fueron los monjes quienes antes descubrieron los encantos de su remoto aislamiento. El primer cenobio fue construido en 1194 por cistercienses llegados del catalán Poblet. El monasterio aglutina diferentes elementos como el claustro, la sala capitular y la iglesia, aunque más llamativo resulta el entorno fluvial que lo rodea.

Declarado Paraje Pintoresco y Monumento Nacional, fue creado por el multifacético aragonés Juan Federico Muntadas en 1844. De estructura ajardinada destacan su conjunto de cataratas, cascadas de agua y chorreras que lo han convertido en uno de los parajes fluviales más hermosos de Europa. Entre todas destacan la Cola de Caballo, de más de 50 metros de caída, la Trinidad, la Caprichosa, la Sombría y la Iris. Varios senderos recorren este entorno, con alguno especialmente preparado para invidentes. Para la recuperación, varios establecimientos cercanos ofrecen baños termales y spas.

Contacto

Monasterio de Piedra
976870700
http://monasteriopiedra.com/

Más experiencias en Nuévalos