Los diablos recorren Luzón por carnaval

Los diablos recorren Luzón por carnaval

Con la cara cubierta de hollín, unos enormes cuernos sobre la cabeza y una dentadura tallada de patata, los diablos de Luzón bajan a golpe de cencerro -aquí se les llama trabucos o cañones- por los caminos que llevan a esta pequeña localidad en la Alcarria, que presume de alumbrar el carnaval más intenso y oscuro de toda la región: los diablos y mascaritas de Luzón (sábado de Carnaval). No conviene ir solo a observar esta celebración (y quien avisa no es traidor).

Desde los años 70 del pasado siglo, la tradición se fue perdiendo hasta caer casi en el olvido. Por suerte, al llegar la década de los 90, los jóvenes del pueblo retomaron esta manifestación cultural y, poco a poco, ha ido recobrando el apogeo que merece, hasta el punto de considerarse el mejor carnaval de la Alcarria y ser declarado Bien de Interés Turístico Regional. Además, la mentalidad se ha abierto. Mientras antes se disfrazaban solamente los hombres del pueblo, ahora mujeres y niños les acompañan en esta exaltación carnavalesca, con lo que se consigue que la fiesta perdure.

 

Contacto

Luzón, Guadalajara

Más experiencias en Luzón