En su día Burela se especializó en la pesca de ballenas blancas, claro que en fecha tan lejana como el siglo XV, cuando estos cetáceos abundaban en aguas cantábricas desde el País Vasco hasta Galicia. Tanto arponero consiguió que hacia el siglo XVIII la especie empezara a escasear. Han pasado muchos años y Burela sigue siendo un gran puerto pesquero. Pero ahora el pez estrella de la lonja burelana es el bonito. Y ¿cómo no iba a tener su fiesta uno de los pescados más exquisitos del mercado? Impensable. Así que el primer sábado de agosto, mes del atún por excelencia, se celebra A Feira do Bonito para el deleite de lucenses y visitantes. Preparado en todas sus variedades se puede degustar por todo el pueblo, pero especialmente en la explanada del puerto donde, por un módico precio, se sirve cocido, a la parrilla o en empanada. Por su puesto que la fiesta se adorna con entregas de premios, música y el nombramiento del Asador Maior da Feira do Bonito. Para chuparse los dedos.

Localización

Ayuntamiento de Burela, Rúa de Eijo Garay, 20, 27880 Burela, Lugo