{{title}}
{{buttonText}}

A Pontenova

Mil tonos de verde

Compartir

Partida en dos por el Eo, Pontenova serpentea en paralelo al río, rodeada de verde a ambos lados, ya sea de sus campos de cultivo o del tupido bosque. La Naturaleza envuelve todos los aspectos de este municipio y es imposible escapar de ella, ya sea porque vayamos a conocer sus templos religiosos, como el santuario de Santa María de Conforto, el de San Pedro Fiz o el de la Virgen del Carmen de Cova, o sus antiguas construcciones necesarias para profesiones como los herreros o los mineros, como la Fraga de Reigadas o las minas de Vilaoudriz, ambas en desuso pero preparadas para poderlas visitar y disfrutar por el camino. Las rutas de senderismo que salen y pasan por Pontenova nos permiten conocer todos los matices del verde que podamos imaginar.