Aguasal

Aguasal

Información turística: 983600010

http://www.aguasal.ayuntamientosdevalladolid.es

Antes de llegar a Aguasal, en Valladolid, merece la pena hacer un alto en el camino a última hora de la tarde, cuando los rayos de sol se reflejan en el agua de su pequeña laguna, llamada la Gansería, donde hace años vivían bandadas de gansos. Esta cautivadora escena nos lleva al tranquilo pueblo de Aguasal, que se encuentra en un pequeño valle con 25 habitantes. Cuidan con esmero de su bien más preciado, la iglesia de San Pedro, que reúne en sus piedras varios siglos de arte. Los muros de ladrillo son del siglo XVI, el retablo neoclásico es del siglo XVIII y el púlpito es rococó. Los amantes del arte encontrarán, además, un retablo mayor digno de ver, que incluye una escultura de Cristo del siglo XVI.

A solo cinco minutos de Aguasal se encuentra el pueblo de Olmedo, que amplía la oferta cultural y artística del entorno.

La leyenda del lugar narra que el origen del nombre viene de una época de gran sequía, cuando los agricultores picaban la piedra del suelo para extraer agua. Después de mucho esfuerzo sin conseguirlo, uno de ellos gritó, a la desesperada, “¡Agua, sal!” Y el agua brotó. Desde entonces, el pueblo se llamó Aguasal.