Compartir

{{title}}
{{buttonText}}
alt

‘Las paredes hablan’: los escenarios donde se rodó el documental de Carlos Saura

Arte en las paredes

06/12/2023 –

Actualizado: 03/02/2023

¿Qué tiene que ver la cueva de Altamira con el último grafiti en Lavapiés? A esa y otras preguntas intenta responder el legendario Carlos Saura en Las paredes hablan, un más que didáctico documental que se estrenó en cines el 3 de febrero. El cineasta nos lleva de la mano en este recorrido sobre cómo las paredes se han convertido en lienzos a lo largo de la historia, un viaje desde las pinturas rupestres del norte de España, pasando por Burgos o Salamanca, hasta llegar a los escenarios del arte urbano de Barcelona o Madrid.

Decenas de miles de años separan a las pinturas rupestres de los grafitis murales que pueblan nuestras ciudades. Sin embargo, para el histórico director Carlos Saura hay una conexión entre ambas expresiones artísticas. El resultado de esa teoría y sus localizaciones se pueden ver en cines en el original documental Las paredes hablan.

Con el objetivo de acercarnos al origen del arte y su influencia en la actualidad, Saura -que falleció este 10 de febrero a los 91 años de edad- nos lleva de paseo por España para relacionar lugares y artistas, de ayer y de hoy. Una ruta que pasa en sus escenarios por las cuevas prehistóricas de Cantabria y Asturias, los yacimientos en Burgos y Salamanca, y acaba en los murales de Barcelona, Madrid o Valladolid.

Las paredes hablan Carlos Saura

Los grafitis urbanos, como el mural de MUSA71 en la UCM, entroncan con las pinturas rupestres.

Nuestras cuevas más importantes desde dentro

El Arte Paleolítico es la base de Las paredes hablan, que busca abordar su importancia histórica y artística desde otro punto de vista. Y en España tenemos la suerte de tener en casa algunas de las regiones y lugares más relevantes del mundo para ver en vivo esas primeras pinturas, relieves o grabados.

Las paredes hablan Carlos Saura

La cueva de Tito Bustillo es uno de los ejemplos mejor conservados de la península. Foto: Óscar Fernández Orengo

Carlos Saura y el equipo de la película quisieron rodar in situ en esos espacios privilegiados, que en el norte se materializan sobre todo en cuevas. La productora María del Puy Alvarado, de Malvalanda, explica que “no es fácil entrar, en muchos casos hay que pasar por un patronato”. “Pasan meses para que puedas acceder a las cuevas”, comenta del Puy Alvarado, que también recuerda lo mucho que ralentizó el proceso la pandemia de la COVID-19.

Las paredes hablan Carlos Saura

Los bisontes 'retratados' hace miles de años vuelven a pastar por los alrededores de las cuevas. Foto: Óscar Fernández Orengo

Finalmente consiguieron empezar a rodar entre mayo y junio del 2021, juntando en una misma película imágenes exclusivas de algunas de nuestras cuevas más importantes. Desde el exterior rodaron, por supuesto, en la joya de la corona: Altamira (Santillana del Mar, Cantabria), que también vemos por dentro en imágenes cedidas. En el documental aparecen en los alrededores del imperdible Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

Las paredes hablan Carlos Saura

Asombra ver cómo se han conservado estas pinturas a lo largo de los siglos. Foto: LPH

Cerca de Altamira, reconocemos en Las paredes hablan a la Cueva de El Castillo (Puente Viesgo, Santander), que vemos por dentro de una forma sugestiva e ilustrativa en el documental. Un lugar para maravillarse con la Galería de los discos, una zona con una serie de discos hechos con la técnica de la pintura soplada.

Las paredes hablan Carlos Saura

Malvalanda es la productora del documental. Foto: Óscar Fernández Orengo

Si seguimos nuestra ruta rupestre, también en el norte de España, llegaremos a otras dos cuevas que no hay que perderse: las de Tito Bustillo (Ribadesella, Asturias), uno de los conjuntos más impresionantes, y las de El Pindal (Pimiango, Asturias), que en el documental vemos por dentro y por fuera en la maravillosa zona costera del cabo de San Emeterio.

Las paredes hablan Carlos Saura

Los espectadores pueden disfrutar de unas novedosas imágenes de la Cueva de El Castillo. Foto: LPH

Pero la investigación del origen del arte no se reduce a las cuevas. En Las paredes hablan se da buena cuenta de otros espacios archiconocidos como el Yacimiento de Atapuerca (Ibeas de Juarros, Burgos), donde se han encontrado fundamentales hallazgos paleontológicos y arqueológicos. En el documental vemos también los complementarios Safari Paleolítico Vivo (Salguero de Juarros, Burgos) y el Museo de la Evolución Humana (Burgos).

Las paredes hablan Carlos Saura

Los rodajes en estos espacios milenarios precisan de unas condiciones exquisitas. Foto: Óscar Fernández Orengo

Es menos conocido que Atapuerca, pero otro lugar prehistórico que podemos visitar y que hace acto de presencia en la obra de Carlos Saura es el Yacimiento de Siega Verde (Salamanca). En este lugar se encuentran más de 500 grabados, lo que lo ha convertido en “el conjunto más excepcional al aire libre del Arte Paleolítico en la Península Ibérica”, según la Unesco.

Las paredes hablan Carlos Saura

A pocos kilómetros, en Valladolid, las cuevas encuentran sus réplicas modernas en las calles. Foto: Álvaro Mascarell

Las calles también hablan

Para encontrar el otro lienzo conceptual de Las paredes hablan, hay que hacer un salto de miles de años, pero muchos menos kilómetros. La ruta de la mano de Saura nos lleva hasta la obra de artistas urbanos contemporáneos que reflexionan y encuentran vínculos entre sus trabajos y lo que ocurría en la prehistoria.

Las paredes hablan Carlos Saura

Espacios urbanos como la madrileña plaza de Tetuán también tienen protagonismo en el documental. Foto: Cecilia Malo

Las dos mayores ciudades del país son, lógicamente, donde se da una mayor concentración de arte urbano en general. Una de ellas es la capital, donde el equipo del documental rodó en Lavapiés para captar grafitis al aire libre, en la Plaza de Tetuán, en el Parque Tierno Galván o en la Universidad Complutense, donde están la intervención artística de la escritora de grafiti MUSA71 y el mural de Zeta.

Las paredes hablan Carlos Saura

Saura ha entrado de lleno en talleres de artistas urbanos para conocer el proceso creativo. Foto: Cecilia Malo

María del Puy Alvarado detalla que la ruta madrileña de Las paredes hablan se puede hacer en vivo y en directo. Malvalanda y Wanda Films han creado el Safari Urbano, “un recorrido específico en base a los contenidos y conceptos del propio documental”, disponible después del visionado del documental en los dos primeros fines de semana de febrero. “Además, estamos desarrollando una guía didáctica para ESO, bachillerato y adultos”, explica la productora.

Las paredes hablan Carlos Saura

El artista Zeta acompaña a Saura por las calles de Lavapiés. Foto: LPH

El otro foco de creatividad callejera es, claro, Barcelona. Los fans del grafiti no se pueden perder El Parque de las Tres Chimeneas, Nau Bostik o la Montana Gallert y el Mural de Sixe Paredes (Lepant, 409), que conocemos en el documental gracias a la gestora cultural y galerista Anna Dimitrova.

Las paredes hablan Carlos Saura

El vínculo con las pinturas rupestres del arte actual es palpable. Foto: Cecilia Malo

Además de una visita a Vilafranca de Bonany (Mallorca) para conocer al artista Miquel Barceló, la última parada del camino del mural en Las paredes hablan puede ser en Valladolid. Allí hay que ver el Centro Cívico de La Rondilla, donde vemos el trabajo y escuchamos al muralista local CUCO, toda una referencia. En Valladolid también tienen su particular ruta de murales.

Las paredes hablan Carlos Saura

Las calles de Barcelona son uno de los escenarios más reconocibles del documental. Foto: Óscar Fernández Orengo

A partir del 3 de febrero, las localizaciones de Las paredes hablan están en los cines. A través de la mirada de un maestro del cine español, podemos ver en pantalla grande algunas de las maravillas artísticas que ofrece España, desde las más antiguas hasta las más modernas, unidas para siempre por el impulso de la expresión humana.

Las paredes hablan Carlos Saura

El documental forma parte de los nominados a los premios Goya 2023. Foto: Cecilia Malo

Te puede interesar