Alcalá de la Selva

Alcalá de la Selva

Información turística: 978801000

Web información turística

Al tomar la curva de la carretera que lleva a este municipio, lo que aparece es una postal. Un pueblo encaramado a una montaña, decenas de casas solariegas colgadas sobre el valle y, arriba, un castillo, erigido sobre una antigua fortaleza musulmana de 1373.

En el corazón de la Sierra de Gúdar, se encuentra Alcalá de la Selva. De su pasado medieval hablan sus calles. Estrechas, empinadas, con casas de fachada enfoscada y tejas rojizas. Su origen se remonta a los árabes que la llamaban Al-Qalá, que significaba: castillo-fortaleza. Después de ser conquistada por Alfonso II fue cedida a la abadía de la Gran Selva. De ahí la mezcla de su nombre.

El castillo está reconstruido; hay que contactar con la Oficina de Turismo para concertar una visita. No hay que olvidar parar frente al interesante edificio del ayuntamiento, construido en el siglo XVIII, y a la iglesia parroquial de San Simón y San Judas, del siglo XVI. En el paseo por este bello pueblo medieval, hay que hacer un alto en el humilladero y en la farmacia, que aún conserva tinajas del XVI.

Es fácil verlo tapizado de nieve, ya que se encuentra a 1.500 metros de altura. Además, es un destino ideal para los amantes del esquí y los deportes de nieve, puesto que se encuentra a pocos kilómetros de las pistas de Valderinares.

Planes en Alcalá de la Selva

Ver todos