Alfaro

Alfaro

Información turística: 941180133

http://www.alfaro.es/

Ciertos caprichos de la naturaleza han convertido al municipio riojano de Alfaro en un destino diferente, único en su género. La mayor colonia urbana de cigüeñas blancas del mundo anida aquí, pero no en un lugar cualquiera. Las aves han elegido para establecer sus nidos la Iglesia de la Colegiata de San Miguel, monumental obra de los siglos XVI y XVII, construida en ladrillo macizo y declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1976. El espectáculo está garantizado porque normalmente hay más de cien parejas de cigüeñas en lo alto del templo. Junto al número de pollos, el censo total puede rebasar las quinientas cigüeñas. Todas en un mismo edificio. Curiosidades al margen, queda fuera de toda duda la enorme calidad con la que fue construida la Colegiata de San Miguel para soportar el peso de tantos nidos. El vino, el aceite y el buen comer han convertido a Alfaro en una interesante referencia para los buenos amantes de la gastronomía. Hay en Alfaro un importante número de bodegas y almazaras que ofrecen visitas guiadas, catas y degustaciones. En el casco urbano, conviene visitar el Palacio Abacial, actual sede de las oficinas municipales, que fue construido en el siglo XVIII con arreglo a planos del arquitecto Ventura Rodríguez. En el extrarradio del municipio nos espera una impresionante visita al Ninfeo Romano, datado en el siglo I y declarado Monumento Nacional.

 

 

En el cementerio de Alfaro se encuentra la única tumba vertical que existe en España. Relata la historia de un amor imposible. La de José Mauleón, joven de familia acaudalada, que estaba perdidamente enamorado de una sirvienta. La chica murió a temprana edad y José falleció poco después, afectada por su pérdida. Antes de morir, el amante dejó escrito que debían enterrarlo mirando hacia donde yacía la mujer de sus sueños. Por tanto, fue enterrado de pie, ya que en sentido horizontal no podría haberse cumplido su última voluntad.