{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Benahadux

Olor a mandarinas en el Bajo Andarax

Compartir

Su proximidad con Almería capital y su especialización en el cultivo de cítricos, particularmente de naranjas y mandarinas, han convertido a Benahadux en uno de los pueblos más pujantes de la provincia. Su trazado urbano, con las plazas del Ayuntamiento y de la Iglesia como ejes civil y religioso, respectivamente, se adapta a la orografía, abrupta en las estribaciones de la Sierra de Gádor, llana y fértil en el valle. A poco más de un kilómetro se encuentra la barriada de El Chuche, donde está documentado un asentamiento en la Edad del Cobre; en ella surgió también Urci, potente colonia romana, hasta que los Banu Abdus se asentaron en la zona en el siglo VIII, comenzando el periodo árabe. Un toro de Osborne, Bien de Interés Cultural, domina el paisaje desde las inmediaciones.

Contacto

Localización