Gallegos de Hornija

Castellanía galaica y verbenas tradicionales en una fértil tierra

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La ascendencia de este pueblo en mitad de Castilla debe su nombre a los repobladores gallegos que en los siglos XIII y XIV llegaron para quedarse, a orillas del río Hornija. Dos siglos después, la bonanza de esta tierra fértil para cultivos permitió la construcción de varios monumentos que siguen en pie todavía hoy. Por una parte, el puente herreriano que cruza el río a la salida del pueblo y ofrece un bello paseo por los alrededores. De estilo herreriano-renacentista es también la Iglesia de San Martín, que custodia un extraordinario retablo barroco en el altar mayor y otro sobre el Descendimiento que se cree pertenece a la escuela del célebre escultor Gregorio Fernández. Se puede visitar el interior de la iglesia previa consulta con el Ayuntamiento. En el otro extremo del pueblo se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Villar, a la que se ofrece trigo en su festividad, el 16 de agosto, fecha en la que el pueblo organiza verbenas, juegos tradicionales y representaciones de teatro.

Reportajes recomendados Ver todos

Localización