{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Garralda

Un mirador para divisar el Valle de Aezkoa

Compartir

Desde el mirador de Ariztokia/Arrigorri, sobre una peña rojiza, se divisa el curso del río Irati y los bosques de robles y hayas del valle de Aezkoa, en el que se inscribe Garralda. El pueblo, como es habitual en este valle de monumentos prehistóricos, conserva un hórreo (de nombre Masamigelena) y los dólmenes Etxoltxarraldea I y II. Un incendio arrasó casi toda la localidad en 1898, pero se rehízo, dejando un inusual espacio entre las casas para esta zona de Navarra.

También se reconstruyó la iglesia de San Juan Evangelista en el pasado siglo. Un crucero románico se mantiene, aunque su nueva cruz se colocó en 1929.