Hoyos del Espino

Un pueblo de piedra en la Sierra de Gredos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En Hoyos del Espino da gusto pasear por sus calles adoquinadas sin prestarle mucha atención a las hora que marca puntualmente el Reloj de la torre de la Escuela. Recorrer la avenida de Justo Muñoz admirando la piedra que cimenta sus casas, respirar ese aire limpio que baja desde la sierra de Gredos y que inunda poco a poco todos los recovecos y esquinas. En el mes de julio, a través de la brisa del atardecer, también viajan los sonidos del certamen Músicos en la Naturaleza. Y si se sale del municipio para seguir por la carretera más conocida de la zona, que cruza gran parte de la sierra colindante y conduce hasta la Plataforma de Gredos, se puede observar a la derecha el monumento sobre las rocas, la Cabra Montés sobre sus dos patas. 

Poco después de pasar el Crucero Gótico, se revela el Santuario Mariano de la Iglesia de Nuestra Señora del Espino, herreriano, gótico y contemporáneo de los Reyes Católicos, que custodia con mimo una de las tallas más antiguas de la provincia: la Virgen del Espino del siglo XIII. Para verla hay que estar atento; solo abre el 15 de agosto.

Hoyos del Espino es un gran lugar al que ir a descansar, realizar diversas sendas y rutas para disfrutar del enclave en el que se ubica y degustar la gastronomía local. También hay un importante abanico de posibilidades para hospedarse, tanto en hoteles como en casas rurales. 

 

Contacto

Localización