{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Huécija

Aristócrata y monacal

Compartir

A doña Teresa Enríquez, madre de Diego de Cárdenas y Enríquez, primer Duque de Maqueda, la llamaba el Papa Julio II 'la loca del sacramento' por su empeño en promocionar las procesiones del Corpus y patrocinar la fundación de conventos en una tierra de mezquitas. Ella es responsable, en buena medida, de que el perfil de Huécija, que tiene categoría de villa, sea “el más aristocrático y monacal” de la Alpujarra almeriense, según destaca su Ayuntamiento. Destaca su Convento de los Agustinos, saqueado por los moriscos y reconstruido en el siglo XVIII, y su magnifica torre, del siglo XVI. Y también es digna de visita la Iglesia Parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Encarnación, levantada en estilo mudéjar y reformada con posteriores añadidos barrocos y neoclásicos.

Contacto