{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Serrada

Paisaje de roca, llano y urbano

Compartir

Localidad de algo más de 100 habitantes situada cerca de la carretera AV110, en la vertiente norte del valle de Amblés. A 14,4 km de Ávila.

Se emplaza justo en el piedemonte de la sierra de Ávila con sus clásicos páramos altos, plagados de afloraciones de roca y berrocales de bloques cuarteados por el hielo (en este invierno de muchos grados bajo cero, el agua al congelarse en las grietas hace de cuña). Algunas son conocidas como piedras caballeras por su aparente equilibrio inestable, como si cabalgaran unas sobre otras.

Al oeste, pasando el pueblo de Muñopepe, arranca otro de los paisajes típicos de la serranía en encinares y dehesas. Los cultivos de cereal en la vega del Adaja insertan en el valle una estampa típica de La Moraña cerealista al norte. Aunque aquí las montañas siempre próximas, enmarcan la panorámica.

Y al este, el paisaje urbano. La Serrada queda a un tiro de piedra de las primeras casas y polígonos abulenses. El casco urbano conserva ejemplos tradicionales de casas, tapias, cercas, cobertizos y un potro de herrar. En alguna de esas construcciones aparecen toscos bloques de granito en tonos rosados que contrastan con el gris dominante. La iglesia de la Cátedra de San Pedro también es peculiar: se reformó con elementos neomudéjares y el más destacado, por alto, es el campanario que remata la torre.

Contacto