Noguera de Albarracín

Noguera de Albarracín

Información turística: 978706150

Web información turística

Noguera de Albarracín está enclavado entre el sistema Ibérico, los montes Universales y el Macizo del Tremedal. En mitad del verde de estas montañas, destaca la monumental iglesia de San Miguel, de mampostería roja y del siglo XVIII. En su fachada principal, hay un elemento muy curioso: un calendario perpetuo de San Román, con el que se puede saber el día de la semana del año actual, pasado o venidero.

Además, el visitante no se puede perder la ermita de La Virgen de Las Buenas Nuevas, del siglo XVII, la Casa Consistorial, por su magnífica forja en dos rejas, la Casa de los Maestros, restaurada recientemente y la Casa de Los Cesáreos, que datan de principios del siglo XVIII. También merecen ser destacados los peirones dedicados a la Virgen de Carmen y San Miguel que se encuentran situados a la salida del pueblo.

Por último y a unos ocho kilómetros de Noguera de Albarracín, dirección a Orihuela del Tremedal, se encuentra la Peña del Castillo, la única de la zona de origen volcánico. Es un lugar con unas vistas fantásticas de la Garganta de Noguera y un sitio perfecto para disfrutar del cambio de color de las hojas en otoño. Además se escucha muy bien la tradicional berrea.

La mitad del territorio de este municipio de la sierra de Albarracín es bosque. Es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza y de las rutas senderistas y en bicicleta. Además, Noguera de Albarracín tiene una gran riqueza micológica, por lo que es de obligada visita para aquellos que les guste la búsqueda y recogida de setas y rebollones. Ha sido sede de muchos cursos y exposiciones sobre botánica, y cuenta con su propia fundación que promueve la creación de un parque botánico.

Este municipio de la sierra de Albarracín tiene su propio tesoro. La Cruz Procesional de Noguera, del siglo XIV, es la joya más antigua que se conserva en el pueblo. Forjada en plata, pero bañada en dorado, tiene dos caras y escenas, y demuestra el pasado de riqueza que tuvo este municipio durante la Edad Media. La joya se puede visitar en el museo diocesano de la catedral de Albarracín.