{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Porqueira

A la sombra de una torre

Compartir

El ayuntamiento de Porqueira tiene un símbolo indiscutible sobre cualquier otro. Un emblema que además se vislumbra en lontananza, más allá del municipio, por su altura y esbeltez. Es la Torre da Forxa, que mantiene en pie sus 23 metros en la localidad de Santa Mariña y formaba parte de un elaborado sistema estratégico levantado entre los siglos XI y XII para defender el territorio de las invasiones de Alfonso Henríquez de Portugal.

El horizonte que esta torre custodiaba con celo era el curso del gran río Limia y una extensa llanura que albergaba en su corazón la Laguna de Antela, la mayor de agua dulce que hubo en la Península Ibérica, hoy desecada artificialmente. En la misión de vigilar este singular paisaje de la comarca de A Limia, la fortaleza de Porqueira (entonces era mucho más que una torre del homenaje) estaba acompañada por los bastiones de A Pena (Xinzo), Sandiás, Celme (Rairiz de Veiga) y otras estructuras que se fueron perdiendo con el tiempo.

El conjunto defensivo de Porqueira pasó por diversos usos y visicitudes a lo largo de la historia. Llegó a convertirse en parte de un monasterio que ha desaparecido, fue vivienda particular y hasta sirvió de sede al consistorio. Hoy, pese a que en 1467 fue objeto de ataques durante las Revueltas Irmandiñas (el levantamiento popular contra el poder de los señores) y que con el tiempo acabó siendo esquilmada como tantos otros monumentos, es una de las torres mejor conservadas de Ourense. Sus alturas se dividen en sótano y cuatro plantas donde estaba la vivienda. Su base mide 80 metros cuadrados y en lo alto hay una terraza almenada a la que no se puede acceder por motivos de seguridad.

La Torre da Forxa también es conocida como Torre de Fírveda por el río que discurre en sus proximidades y que es el segundo gran atractivo del ayuntamiento de Porqueira. El Fírveda o Río das Mestas ofrece una bucólica ruta con cascadas.

Contacto