{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Puigverd d'Agramunt

Una fortaleza en plena llanura

Compartir

A tiro de piedra de Agramunt, Puigverd se erige en plena llanura cultivada como una fortaleza infranqueable. La población ocupa una colina en la margen derecha del río Sió, coronada por los restos del antiguo castillo y la iglesia de Sant Pere. A su alrededor, un pequeño enjambre de callejones empedrados, casas antiguas y la muralla recuperada dan al paseo un toque medieval.

La iglesia parroquial de Sant Pere se presenta como un gran bloque de corte neoclásico. El castillo fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en 1985. En la calle de Sant Miquel se conserva una antigua ermita románica dedicada a este santo y a la Mare de Déu del Roser.

Cerca del río se esconde un antiguo molino de harina, tesoro de la tradición local. La población celebra la fiesta mayor el tercer fin de semana de septiembre.