Roquetas de Mar

Roquetas de Mar

Información turística: 950333203

Web información turística

Si pudiéramos echar un vistazo a Roquetas de Mar desde el cielo, contemplaríamos dos mares, uno de agua y otro de invernaderos. Pero una vez plantásemos los pies sobre la tierra y empezásemos a caminar por el municipio almeriense, descubriríamos que es más que agricultura intensiva y turismo. Lo comprobamos en cuanto caminamos por su puerto y posamos la vista en su faro y su Castillo, llamado de Santa Ana o Las Roquetas, o ya nos adentramos en el casco urbano para encontrarnos con la parroquia de Nuestra Señora del Rosario en la Plaza de la Constitución. Tiene pasado fenicio, griego, romano, árabe y fue en el siglo XVIII cuando cobró entidad y resistió las incursiones e invasiones, además de sobrevivir a los terremotos acaecidos en la zona. También tiene un tradición taurina de la que se puede descubrir más en su plaza y su Museo Taurino.

Los roqueteros también cuentan con una fiesta singular, el día de Moragas, muy similar a la noche de San Juan pero donde en las hogueras de la playa son la excusa para degustar un buen pescado asado frente al mar y de esto saben mucho en la zona aledaña al puerto, en la avenida de Antonio Machado. Y es que su línea de costa tiene mucho que ofrecer. De camino a las aguas de la localidad de Aguadulce, nos podemos mojar los pies en Los Bajos y La Ventilla, hacer las delicias de los más pequeños en el parque acuático Mario Park o el acuario y seguir descubriendo la historia de Roquetas gracias al yacimiento arqueológico de la Algaida, Bien de Interés Cultural. Al sur, junto a las Salinas del Cerrillo, la naturaleza reclama nuestra atención en el Parque Natural Protegido de Punta Entinas-Sabinar. 

 

 

La Torre vigía de los Cerrillos linda con el municipio de El Ejido, pero ni Roquetas de Mar ni El Ejido la consideran como suya. El primer invernadero se construyó en Roquetas de Mar.

Planes Cercanos

Planes en Roquetas de Mar

Ver todos