San Juan de la Rambla

Historia viva de la isla

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Los municipios de Tenerife comparten una historia común: el pasado de sus primeros pobladores, la llegada de los conquistadores europeos, la explotación de la tierra por parte de los grandes señores, la transición a la modernidad y la apuesta por el turismo y el sector servicios como fuente de ingresos, todo ello enmarcado por un paisaje volcánico y un clima tropical con el que brota la vida de cualquier rincón. En San Juan de la Rambla podemos pasear por las calles de los seis núcleos poblacionales que lo forman y los senderos que los rodean y encontrar, paso por paso, cada uno de estos momentos históricos y huellas de sus protagonistas.

En uno de ellos, San Juan, visitamos su casco histórico, considerado Bien de Interés Cultural, quizás uno de los más emblemáticos de toda la isla de Tenerife. Entre las calles que estructuran San Juan, conocidas como “la de Arriba” y “la de Abajo”, encontramos casas señoriales que dan muestra del esplendor de esta población. Podemos encontrar restos de los primeros asentamientos de los europeos en Los Quevedos. En Las Aguas vemos el fervor del turismo actual, que busca sol, playa y relax de diferentes formas y todas las comodidades. En las afueras encontramos senderos que nos transportan hacia atrás en el tiempo, incluso a la época en la que la isla de Tenerife era un hervidero volcánico, con sus erupciones y su lava arrasando todo a su paso y creando este salvaje relieve, en el Parque Nacional del Teide.

En Tenerife hay muchísimo que ver, pero en San Juan de la Rambla podemos tener un cursillo acelerado.

Contacto

Localización