{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santibáñez de Vidriales

Al amparo de la Legión Décima

Compartir

Este municipio de la provincia de Zamora, que dista de la capital 81 kilómetros por carretera, tiene como pueblos anejos a las localidades de Bercianos de Vidriales, Moratones, Pozuelo de Vidriales, Rosinos de Vidriales, San Pedro de la Viña, Tardemézar y Villaobispo. Está situado en el norte de la provincia, en la Comarca de Benavente y los Valles, sobre una llanura próxima al Arroyo Almucera. Posee gran riqueza en flora y fauna salvaje, incluidos, corzos, ciervos, lobos y diversas aves. En su territorio, aunque dedicado en gran parte a cultivos agrarios, se pueden practicar la caza y la pesca, así como distintos deportes de naturaleza.

La zona fue poblada desde el Neolítico, como atestiguan sus castros. Desde el siglo I antes de Cristo fue notable la presencia romana, situada en el contexto de las guerras contra cántabros y astures. En lo que hoy es Rosinos de Vidriales levantaron un campamento, visitable en la actualidad, para alojar a los soldados de la Legio X Gemina, a cuyo amparo fueron edificándose villas y otros tipos de asentamientos que más tarde darían vida a la población de Petavonivm, habitada hasta bien entrado el siglo V de nuestra era.

En la Edad Media, toda la zona pasó a formar parte del reino de León y más tarde estuvo bajo el dominio del Condado de Benavente, hasta que en 1833 se integró en la provincia de Zamora.

Este municipio es muy rico en patrimonio histórico-artístico. Además del campamento romano, en Santibáñez de Vidriales se encuentra el aula arqueológica o Centro de interpretación sobre los Campamentos y un museo que exhibe diversos restos romanos. En todas las localidades hay notables edificaciones religiosas con valiosas obras sacras en sus interiores y diversas muestras de viviendas tradicionales, además de alguna fuente, que como no podía ser de otra manera, son de época romana.

Todas las localidades celebran fiestas patronales entre la primavera y el verano. Durante las fiestas de Santibañez, en julio, celebran una concentración de autos 'tunning', concentraciones de motos y una carrera ciclista femenina. En septiembre el municipio celebra una gran feria de productos de la tierra con degustaciones de pulpo y bailes tradicionales.