Torremocha de Jiloca

La elevada aldea de ínfima torre

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

No destaca por su altura, pero sí por su belleza. Torremocha de Jiloca tiene una pequeña torre que corona el campanario, cuya reducida envergadura caracteriza su topónimo. Esta pequeña aldea de apenas 110 habitantes disfruta en su casco urbano de una tranquilidad inmensa, tan solo interrumpida por el replicar de las campanas de su iglesia parroquial. Su inmejorable ubicación, a 1.000 metros de altura en la comarca del Alto del Jiloca, es además perfecta para el deporte de aventura. Una de sus rutas más atractivas es la ascensión a la Peña Palomera, a 1.533 metros, que los viajeros más atrevidos pueden completar escalando. También se puede disfrutar de una divertida jornada de karting en un complejo cercano. Debido al intenso frío del invierno, condicionado por su altitud, el mejor momento para conocer el pueblo es en verano, cuando además se puede disfrutar de sus fiestas patronales, en honor a San Blas y a San Cristóbal, que se celebran el primer fin de semana de agosto.

Localización