{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Torrijo del Campo

La torre más alta de la comarca

Compartir

Se vislumbra desde lo lejos en Torrijo del Campo su imponente torre, que se yergue por encima de todas las demás de la Comarca del Jiloca. Pertenece a la iglesia parroquial de San Pedro, y consta de cinco cuerpos con una decoración barroca de tradición mudéjar en su parte superior y una portada barroca de dos cuerpos. Toda una obra de la arquitectura que el viajero no se puede perder en este bonito pueblo de 462 habitantes. El templo sacro se levantó en mampostería con tres naves de cuatro tramos, separadas por pilares cruciformes. Destacan además las ermitas de Santa Bárbara, ubicada dentro del casco urbano, y la ermita de San Fabián y San Sebastián, que se puede visitar junto al cementerio. 

La planicie caracteriza el entorno de Torrijo del Campo, en la que han proliferado los campos de cultivo de regadío y de secano, donde el verde, el ocre o el amarillo se mezclan según la época del año. Uno de los paseos más bonitos consiste en caminar o ir en bicicleta hasta la laguna de Gallocanta, dejando atrás la vega del Jiloca, en la que habitan el focha común, la cigüeñuela o la gaviota reidora, además del milano real, la garza o el ánade real, típicos de esta zona ubicada en el noreste de la provincia.

Contacto

Localización