Valencia de Don Juan

Mucho más que la postal de un castillo gótico

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Cualquiera que pase reconocerá las torres de su icónico castillo sobre una colina verde. Pero Valencia de Don Juan es mucho más: es un lugar solidario con los más necesitados en sus recogidas de alimentos, abierto a la diversidad funcional, tolerante con las minorías como lo hizo en su Feria Gitana, y muy musical por sus múltiples escuelas, su Auditorio o sus festivales. Además, es un lugar rodeado de una naturaleza que se puede contemplar en todo su esplendor en el Paseo fluvial o en la Vía Verde que pasa por su mítica estación del “Tren Burra”.  Asimismo, es un lugar lleno de agua: la del río Esla -que podemos cruzar por la futurista pasarela que lo recorre- o la de su cada vez más famoso parque acuático ‘El mundo del agua’. Además, si se visita el municipio en invierno, es posible que aparezca como la mejor postal navideña. También se pueden admirar monumentos como la iglesia Nuestra Señora del Castillo Viejo que contiene la talla de la virgen que le da nombre  que es patrona del pueblo (y de sus fiestas más importantes que se celebran en septiembre) u otras hermosas construcciones como las casas señoriales de la plaza Mayor o el edificio Centinela que recuerda a las obras barcelonesas de Gaudí.

Por otra parte, este pueblo de climas extremos está lleno de ambiente por sus restaurantes, pubs, cafeterías y bares de copas. Allí no se puede dejar de probar el vino Prieto Picudo, denominación de origen Vinos Tierra de León, o el “Bacalao a la Molinera”, plato estrella de la localidad. Pero si hay algo curioso de esta cara del municipio es su gran número de sidrerías, lo que se explica por la cantidad de visitantes asturianos que recibe. Son tantos que hasta tienen dedicado el Día de Asturias donde se cocina el tradicional dulce bable Bollu Preñau. Como se ve, un pueblo de lo más variado.

Contacto

Localización