Vidrà

Cruce de impresionantes caminos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

A medio camino de Osona, La Garrotxa y el Ripollés está situada la subcomarca de El Bisaura, integrada por cinco municipios entre los que se encuentra Vidrà. Es una zona que pasa incomprensiblemente desapercibida en los mapas turísticos y no debería ser así, porque posee un impresionante paisaje, hayedos que cambian de color en función de la época del año, robledales, saltos de agua y árboles monumentales, así como una red de carreteras rurales y caminos que superan los 60 kilómetros, muy adecuados para el senderismo y la bicicleta de montaña.

Una ruta perfecta para descubrir esta naturaleza tan exuberante es la que lleva al Santuario de Bellmunt, ubicado en el municipio vecino de Sant Pere de Torelló, aunque hay que atravesar parte del término municipal de Vidrà. Desde el santuario, a más de 1.200 metros, es visible el Pedraforca, la Sierra del Cadí, el Puigllançada, el Puigmal y el Canigó, entre otras cimas.

El patrimonio histórico y religioso es considerable, con iglesias y ermitas repartidas a lo largo y ancho del municipio. En el casco urbano de Vidrà se encuentra la Iglesia Parroquial de Sant Hilari (siglo XIV), de una nave y con capillas laterales. Otros elementos destacados del municipio son los restos del Castillo de Milany (siglo XIII), fortificación de vital importancia para Vidrà ya que garantizaba la paz y la justicia en el municipio, y la bonita ermita románica de Sant Bartomeu de Covildases (siglo XII).

Contacto

Localización