{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villahermosa del Campo

El pueblo que recuperó su ermita

Compartir

El verano de 2017 ha sido especial para los habitantes de este municipio de la comarca del Jiloca. Después de 27 años se ha reabierto su particular ermita de San Gervasio y San Protasio. Este templo de estilo barroco, que había tenido que ser rehabilitado, tiene una historia singular. Se construyó en el siglo XVIII en honor a estos dos santos hermanos a quienes se les atribuían propiedades curativas milagrosas, por lo que dentro de la ermita había un retablo de santos curanderos del siglo XVI (unas piezas bastante únicas en la provincia) y varios barrocos. Además, el pueblo cuenta con la iglesia de María Magdalena, del siglo XVI y estilo gótico-renacentista, con un puente de origen romano sobre el río Huerva y un yacimiento del Bronce, la Dehesilla, bastante conocido.El municipio está ya muy cerca de Zaragoza.