Viñegra de Moraña

De trigo, tapial, cross y poetas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Localidad de unos 50 habitantes situada a 40,3 km de Ávila, cercana a la autovía A50 que conecta las ciudades de Ávila y Salamanca.

Aunque pequeña en tamaño, Viñegra hace bien en apellidarse “de Moraña” porque conserva casas y casonas de arquitectura tradicional. No solo en el clásico modelo de cuarterones encalados y encintados en ladrillo visto, también en el sistema que hasta el desarrollo económico fue obligado en las casas modestas: el adobe o el tapial. Muy humilde, pero perfectamente adaptado a los recursos disponibles y al clima estepario (nueve meses de invierno y tres de infierno, decía el refrán).

La sencilla iglesia de Santo Domingo reproduce el modelo de mampostería encintada con ladrillo en la nave y el crucero; parece una casona más. Por eso contrasta la base en sillarejo y sillares de la torre que sujeta la espadaña. Como otros mucho templos de la zona, el interior mezcla austeridad y lujo: preciosos artesonados herederos de la maestría artesana mudéjar y retablo barroco de estilo churrigueresco. También es barroca la ermita del Santísimo Cristo de la Cruz, muy bien equilibrada en volúmenes, con portada rematada en espadaña.

Saliendo del pueblo hacia el norte, junto al arroyo casi siempre seco de Barzones, resiste un pequeño lavajo, testigo de los mil que tuvo esta zona cuando llovía más y se regaba menos. Viñegra también conserva un potro de herrar. Y algo un poco más moderno: un circuito de motocross al sur, cerca del arroyo de la Cárcava.

Contacto

Localización