Catedral Nueva

Salamanca (Salamanca)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Los salmantinos recomiendan que para contemplar la monumentalidad del exterior de esta bella edificación, lo mejor es acudir a la plaza de Anaya y otear desde ahí. Observar los pináculos y los arbotantes característicos para, más tarde, penetrar en su interior. Es entrar por la portada de Ramos y tropezar con la grandeza que Ken Follett narraba en “Los pilares de la Tierra”. Si miramos arriba la distancia marea; parece inconcebible que haya un techo construido por el hombre tan lejos del suelo. Los pequeños detalles decorativos indican esclarecidamente que se está ante una estructura gótica. En efecto, la Catedral Nueva posee en su interior mucha más luz que la vieja, procedente de las vidrieras estratégicamente colocadas y sus oquedades. También es significativa la sensación de ligereza que predomina dentro; a pesar de contar con unas portentosas columnas. Construida en el siglo XVI al quedarse pequeña la que ahora es conocida como Catedral Vieja, la Catedral Nueva tiene escasa decoración en sus capillas interiores, a excepción de la Capilla Dorada. Es digno de destacar la cúpula barroca y los órganos de los siglos XVI y XVII, así como un Cristo románico conocido popularmente como "del Cid Campeador". Desde las torres de la Catedral hay unas vistas magníficas de la ciudad,

Localización

Calle Cardenal Pla y Deniel, 37008 Salamanca