Catedral Nueva de Lleida

Lleida (Lleida/Lérida)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir


En la catedral Nueva de Lleida se venera  a la Virgen de Blau, que en catalán se refiere a un color: el morado. Se dice que el escultor le hizo con un martillo un "moratón" en la frente a la imagen porque su aprendiz había realizado un trabajo soberbio que él difícilmente igualaría. Posiblemente no calibró su reacción, pero dio lugar a una leyenda que habla de cómo un maestro no reconoce al genio que lleva dentro su alumno. La moraleja de esta historia pasa por entender que la colaboración es la mejor herramienta para alcanzar grandes obras. Es lo que sucedió en la construcción de este gran templo que se vio finalizado gracias a la labor conjunta de los leridanos, Carlos III y el obispo Joaquín Sánchez. El resultado fue un edificio de trazado barraco con aires de clasicismo francés que se eleva, aunque no demasiado, a través de sus dos torretas laterales. Entre medias, una terraza con barandilla en cuyo centro aparece un escudo. Desde uno de los bancos de sus laterales, el visitante contempla la escalinata y aprecia las diferentes alturas. Imagina que casi es posible tocar con las manos sus tejados desde el Carrer Sant Anastasi. Desde allí, comprende que la catedral Nueva es a la vez maestra y aprendiz. Lo es porque enseña su pasado y bebe de las experiencias de sus visitantes.

Contacto

Localización

Plaça de la Catedral, Lleida