Ermita de Las Angustias

Casatejada (Cáceres)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Entre el arroyo de Caganchas y el estanque de la Villa. Allí, el atardecer tiñe de morado y rojo los cielos de los campos cacereños. En una atmósfera iluminada por esas tonalidades, la ermita de las Angustias acecha entre las sombras del mágico ocaso. Hay claroscuros en esta imagen, por lo que parece magia. De reducidas dimensiones, domina sobre el pequeño cerro. Ya desde lo lejos, apreciamos cómo sobresale la cúpula que aparece recubierta con losas de barro. Esta desprende un tono rojizo durante el día al atesorar en sus muros las luces de los amaneceres y atardeceres. Ese contraste tan acusado debe ser obra de fuerzas sobrenaturales e incluso de la propia virgen. En su interior, el retablo cuenta con una imagen de ella. Las Angustias no es la única ermita en la que la luz se detiene; también la de Nuestra Señora de la Soledad muestra su belleza desde hace más de cinco siglos. En sus paredes, ambas ermitas albergan la luz que desprende la villa de Casatejada.

Contacto

Localización

Calle Angustias, Casatejada