Ermita de Santa María Magdalena

Banyeres de Mariola (Alacant/Alicante)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Las ermitas nacen del ruego o del agradecimiento. Y la de Santa María Magdalena de Banyeres no va a ser menos. Cuentan que se consagró a la santa, que pasó a ser co-patrona de la villa, en agradecimiento a su ayuda en la peste de 1885. Sin embargo su construcción es muy anterior. Tanto como del siglo XIII o XIV. Al menos así reza el retablo cerámico de su entrada. Como en tantos otros santuarios, el exterior no augura grandes tesoros, ni anuncia la sencilla belleza que encontraremos en el interior. Es un edificio rectangular cubierto con tejado a dos aguas y con una pequeña espadaña. Sus muros son blancos, ocultando la mampostería original. No llama especialmente la atención a pesar de estar encuadrada en el gótico rural. Sin embargo, dentro todo cambia. La sensación es de recogimiento y elevación a la vez, puede que por sus arcos ojivales. El último de ellos da paso al altar Mayor –elevado sobre tres escalones- donde se encuentra una hermosa talla de María Magdalena dentro de una hornacina enmarcada en un retablo de madera. A sus pies, flores malvas y blancas. En su manos un cráneo. Y en sus ojos, una serena tristeza.

Localización

Ermita de La Malena, Carrer de Ľ Ermita, 13, 03450 Banyeres de Mariola, Alicante