{{title}}
{{buttonText}}

Iglesia de Santa María y Sant Nicolau

Compartir

El amplísimo frontal de un enorme cuerpo neoclásico esconde un templo con mucha más historia de la que muestra: pocas iglesias pueden presumir de aguantar los avatares del tiempo como la de Santa María y Sant Nicolau, en Calella. De estilo gótico en su origen, se construyó en el siglo XVI como una iglesia-fortaleza, con un muro a su alrededor y espacio en su torre para armas defensivas. Un terremoto hizo los primeros estragos en el templo en el siglo de su construcción; doscientos años después, el campanario se desplomó sobre la nave; finalmente, la Guerra Civil puso sus ‘garras’ también sobre la construcción, desapareciendo los archivos y la decoración.

Contacto