Casa de Cervantes

Casa de Cervantes

Para ponerse en la piel de Miguel de Cervantes, sólo hay que desplazarse hasta el número 9 de la calle del Rastro Nuevo de los Carneros, muy cerca del cauce del Río Esgueva. Allí, en su casa, es posible rememorar las hazañas que vivió en su etapa de soldado en la Batalla de Lepanto, gracias al cuadro que decora el recibidor, o sentir el crujido de los peldaños de la escalera, que aún conserva su estructura original y que desemboca en la alcoba donde escribió sus "Novelas Ejemplares"; también, asomarse a la cocina e imaginarle comiendo allí alguna “olla de más vaca que carnero” u otro de los platos que menciona en la segunda frase de El Quijote. Cervantes tenía casi sesenta años cuando hizo la mudanza a esta casa, por el traslado de la Corte del rey Felipe III; seguro que le trajo buenos recuerdos de su niñez en el Paseo de Zorrilla. Que este edificio, hoy considerado bien de interés cultural, fue su hogar, es una realidad contrastada, gracias a un atestado que realizó un alcalde de la localidad, después de que el Caballero Ezpeleta, un paseante en Cortes, fuera gravemente herido frente a la  vivienda y muriera en sus dependencias a pesar del auxilio que le prestó el escritor. Gracias al testamento de la mujer de Cervantes, se ha podido adquirir el mobiliario de época, muy similar al que usó el escritor, que tan bien supo reproducir los paisajes de Valladolid y las peculiaridades del carácter castellano para convertirlas en un legado universal por el que no pasan los siglos.

Contacto

Calle del Rastro s/n, 47001 Valladolid
983219310
Más información

Más museos en Valladolid

Planes Cercanos