Perlas artificiales

Perlas artificiales

Las perlas, joyas preciadas, codiciadas y destinadas a adornar los cuellos, orejas o manos de las señoras más distinguidas del mundo. Pendientes, collares, pulseras… las perlas se presentan en multitud de variedades y combinan a la perfección con cualquier estilismo y ocasión. Son el complemento ideal. Pero no siempre estuvieron al alcance de cualquier persona. Hace cientos de años, las perlas únicamente se conseguían de manera natural, pero a principios de siglo XX, Manacor se convirtió en la capital mundial en la fabricación de estas preciosas joyas artificiales, destinadas a decorar los cuerpos de las mujeres de todo el mundo. Como bien dijo Coco Chanel: “La autenticidad está destinada a ser copiada” y eso es lo que hicieron, y siguen haciendo, en las fábricas manacoríes. Con sumo mimo y delicadeza, los artesanos de las perlas llevan a cabo un cuidadoso trabajo de producción para conseguir el mayor parecido posible entre las perlas naturales y las artificiales. A través de un proceso, parecido al de la ostra, se recubre, capa a capa, un núcleo de alabastro con esencia perlada. Esta esencia, extraída de especies marinas como el mejillón o las escamas de pescado, es la que da a la perla su impresionante brillo y magníficos y coloridos reflejos. A continuación, toca el paso más delicado, el pulido de la pieza. Con extremo cuidado, de una manera casi artística, se eliminan las imperfecciones para que la perla quede lisa y lustrosa. El resultado final de este delicado proceso, son perlas genuinas que se engarzan en collares, brazaletes, broches, anillos e, incluso, en los expositores de los más reconocidos hoteles de cinco estrellas, preparados para su venta.   

Contacto

Carrer d'es Convent, 20, 07500 Manacor, Illes Balears
971849126
http://www.visitmanacor.com/index.php/ca/