Almonacid del Marquesado | Guía Repsol

ALMONACID DEL MARQUESADO

Devoción, danza y, sobre todo, ruido. Un repetitivo acorde metálico y grave queda suspendido en el aire por el tañer de las decenas de enormes cencerros que cuelgan a las espaldas de los “diablos” y el paliqueo de las danzantas. Así inicia cada...