Puértolas | Guía Repsol

De los tres grandes valles que nacen a los pies del Monte Perdido, el cañón de Añisclo es el más impenetrable. Por los de Ordesa y Pineta se adentran anchas pistas forestales pero no hay quien se atreva con los desfiladeros de este cañón casi virgen...