Evita errores a la hora de rellenar un parte de accidente

La Declaración Amistosa de Accidente (DAA), más conocida como 'parte' es la mejor forma de explicar cómo se ha producido un siniestro. Sólo es válido cuando hay dos coches o más implicados, algo que sucede en el 85% de los accidentes, y es muy importante rellenarlo correctamente para informar a la compañía de seguros de lo ocurrido. Una de cada cuatro reclamaciones no se resuelven de forma satisfactoria por errores al cumplimentarlo.

Lo primero que hay que saber es que el Parte Europeo de Accidente puede ser utilizado en cualquier país dado que es un documento homologado. Consta de tres columnas, en las que se han de cumplimentar los datos de los vehículos implicados y un espacio en blanco para explicar el siniestro a través de un “croquis”.

Para poder rellenarlo, es importante recordar que hay que hacerlo con letras mayúsculas y claras y que, si es el contrario quien dicta sus datos,  hay que comprobar que sean los correctos. Cuántos más datos, mejor, especialmente en la descripción de la columna central. Este es el elemento que más errores acumula y que hace que el 25% de las reclamaciones no se resuelvan correctamente. 

Uno mismo siempre es el “A”, y el contrario el “B”, y si hay más vehículos implicados, hay que recoger sus datos en el anverso del parte amistoso. Si ninguna de las 17 circunstancias del accidente está reflejada en el parte, hay que dejar el espacio en blanco y explicar cómo se ha producido el siniestro en el apartado de “observaciones”.

El parte de accidente es válido en todos los países europeos.
El parte de accidente es válido en todos los países europeos.

Atento al 'croquis'. No hace falta esmerarse en el dibujo, pero hay que procurar reflejar bien lo sucedido, con flechas que indiquen la dirección que seguía cada vehículo. Las fotografías tomadas en el lugar del siniestro ayudarán a esclarecer las circunstancias del mismo.

Para que un parte sea amistoso, todos los conductores implicados deben firmarlo y una vez hecho se acepta lo que en él se recoge. Si existen dudas o diferentes puntos de vista, lo mejor es llamar a la Policía. Una vez firmado, hay un plazo de siete días para entregar el parte a la compañía.

Estos son los datos que debe llevar un parte de accidente:

  • - Fecha y hora. 
  • - Lugar del accidente. 
  • - Número de victimas, incluso leves. 
  • - Si hay terceros vehículos implicados y si hay daños externos.
  • - Datos completos de los de testigos, si los hubiera.
  • - Nombre de la persona o empresa que ha contratado el seguro coche. 
  • - Marca y modelo del vehículo así como su matrícula. 
  • - Datos de la aseguradora. 
  • - Datos del conductor, permiso de conducir y número de teléfono. 
  • - Punto del impacto utilizando solo una flecha. 
  • - Daños que ha sufrido el vehículo.
  • - Un dibujo que ejemplifique cómo ha sido el accidente. 
  • - Observaciones, si las hubiera. 
  • - Firma de los dos conductores.

 

Recordar que rellenar el parte de accidente no es difícil, pero se debe hacer con cuidado pues un error puede invalidar todo el documento o achacar la culpa a quien no la tiene.