A solo 15 kilómetros de Santander encontramos un lugar donde los amantes de los animales serán eternamente felices. Se trata del Parque de Cabárceno, un zoo fuera de lo común, no solo porque está ubicado en plena naturaleza sino porque en él los animales viven en situación de semi libertad gracias a grandes recintos que se camuflan con el paisaje. El parque ofrece todo tipo de actividades, talleres y rutas turísticas por lo que se convierte en un destino ideal si viajamos en familia. Cabárceno es uno de los muchos motivos por los que visitar Cantabria, una tierra para vivir con los cinco sentidos.

Te puede interesar...