El de los Picos de Europa fue el primero en España en ser declarado Parque Natural y no es de extrañar, su belleza es sencillamente deslumbrante. Se trata de un impresionante macizo granítico que varía entre cotas cercanas al nivel del mar y picos que superan los 2.500 metros. Esta cordillera, uno de los conjuntos de montañas más espectaculares de la península, sirve de nexo natural entre las provincias de Asturias, Cantabria y León. Envueltos en esta belleza botánica encontramos además un sinfín de pequeños pueblos con callejuelas en las que parece que el tiempo se ha detenido, además de una gastronomía irresistible. 

Te puede interesar...